Uno de cada cuatro muertos en accidente en 2011 no llevaba puesto el cinturón:

Agencia EFE12 sep 2011
El 23 por ciento de las personas fallecidas en accidente de coche y furgoneta en las carreteras españolas en los ocho primeros meses de 2011 no llevaba puesto el cinturón de seguridad, porcentaje que se eleva al 35 por ciento en el caso de los accidentes en zona urbana.

De los 576 muertos en turismos de enero a agosto de este año, 146 no usaba el cinturón -21,9 por ciento-, mientras que en el caso de los accidentes de furgoneta, 20 de los 58 fallecidos -34,5 por cientotampoco lo llevaban.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), entre el total de personas fallecidas hay 39 niños menores de 12 años, de los que 14 no llevaban ningún dispositivo de retención.

De hecho, un menor sin cinturón o silla infantil multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones graves en caso de accidente.

Para invertir esta situación, la DGT ha puesto hoy en marcha y hasta el próximo domingo una campaña especial de concienciación y control del uso del cinturón, que coincide con la que lleva a cabo la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL) de forma simultánea en 25 países europeos y en Argentina, Guatemala, Paraguay y Perú.

Durante esta semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incrementarán los controles, comprobando que tanto el conductor como los pasajeros llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad y que los menores viajan con los sistemas de retención adecuados a su talla, peso y edad.

Además, se ha invitado a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes que disponen de policía local propia para que se sumen a la campaña realizando labores de vigilancia en las vías urbanas.

El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave, y se sanciona con multa de 200 euros y pérdida de 3 puntos en el caso de los conductores.

A los controles del uso de dicho dispositivo se suma la difusión de cuñas divulgativas de radio en las que se recuerda el uso del cinturón de seguridad, tanto si se es conductor, como pasajero, incluso si se viaja en taxi.

Coincidiendo con la vuelta al colegio y el aumento del número de desplazamientos de menores para ir y venir del cole, la DGT apela también a la responsabilidad de los padres para que lleven a los niños en las sillas adecuadas y debidamente colocadas y abrochadas.

"No valen excusas, como que es un trayecto corto, que está aquí al lado o que voy a ir despacio, porque en un segundo puedes hacer que cambie la vida de tu hijo y nada vuelve a ser igual", reza una de las cuñas.

Precisamente uno de los objetivos fijados en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, aprobada por el Gobierno el pasado mes de febrero, es lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada a su peso, talla y edad.

A pesar de la obligación legal de llevar el cinturón de seguridad en todos los países de la Unión Europea, la media del uso de dicho dispositivo de retención en 2009 fue de un 88 por ciento en los asientos delanteros y de un 72 por ciento en los traseros, porcentajes muy similares a los que se registran en España.