Una semana atípica y muy tecnológica:

Una semana atípica y muy tecnológica 1
Agencia EFE14 may 2012
Atípica y tecnológica ha sido la última semana, después de una sucesión incesante de novedades marcadas por los últimos salones automovilísticos, desde el de Ginebra al sorprendente Pekín, éste muy cargado de propuestas para el mercado global.

En novedades puras, el protagonismo de la semana ha sido para Toyota y su regreso a las raíces deportivas de la marca con la llegada al mercado del GT86, un deportivo 2+2 que estará en los concesionarios españoles el próximo mes de julio.

El deportivo, con un único acabado y una pequeña lista de opciones, tiene un competitivo precio de 29.990 euros para la versión de cambio manual y de 33.490 euros para la opción de caja automática.

El Toyota GT86 ha sido desarrollado conjuntamente con Subaru, que tiene su equivalente bajo la denominación BRZ, que no llegará al mercado español hasta finales de año, sin que se conozca la política de precios de la marca participada por Toyota.

El nuevo Toyota llegará al mercado español con un único acabado y una pequeña lista de opciones a un precio de 29.990 euros para la versión de cambio manual y de 33.490 euros para la opción de caja automática.

La denominación GT86 es debida a la configuración cuadrada de diámetro y carrera de 86 milímetros por 86 milímetros del motor bóxer, que así es fiel a la larga historia de motores deportivos de 2.0 litros de Toyota.

El nuevo GT86, para el que se ha utilizado una nueva plataforma, aglutina los mejores elementos de los tres modelos más destacados de parte del legado deportivo del fabricante japonés, encarnado por los modelos Sports 800, el 2000GT y el AE86. De este legado deportivo también forma parte el modelo Celica, último que ha tenido Toyota en su gama de productos.

El GT86 se lanza como el único vehículo del mundo que combina un motor horizontalmente opuesto montado en la parte delantera con propulsión trasera, pero no es el primero, porque este honor le corresponde a otro Toyota, el Sports 800, con motor bóxer de dos cilindros, presentado en el Salón del Automóvil de Tokio de 1962.

El nuevo deportivo de Toyota llega después de que durante más de dos décadas -los 90 y la primera decena del siglo XXI- fueran rechazadas una tras otra las propuestas de los equipos de ingeniería de diseñar y desarrollar un nuevo deportivo que siguiera la trayectoria del Celica.

El cambio de parecer llega en el año 2005 con la alianza entre Toyota y Subaru. Las dos compañías empezaron a hablar de crear conjuntamente un símbolo de dicha colaboración y se barajó la idea de un vehículo deportivo.

Puesto que el desarrollo iba a ser conjunto, nada podría ser más natural que un motor delantero horizontalmente opuesto y propulsión trasera.

El estudio de viabilidad del proyecto del GT86 arrancó en 2006, y Toyota tuvo un especial protagonismo tanto en la fase de planificación de producto, pero también en la del diseño exterior e interior.

El papel de Subaru se concentró en el diseño técnico, con la incorporación de tecnologías y la experiencia de Toyota a elementos fundamentales del vehículo como el motor, la transmisión y la suspensión.

En la fase de Evaluación, Toyota y Subaru trabajaron conjuntamente en carreteras y circuitos de todo el mundo para refinar las prestaciones y las capacidades dinámicas del vehículo, y, finalmente, cada compañía se encargó de la experiencia de conducción definitiva de sus respectivas versiones.

El GT86, orientado a quienes disfrutan de la conducción, es un deportivo compacto de 4,24 metros, con un reparto de sus 1.239 kilogramos, entre el eje delantero y el trasero, del 53 % y 47 %, respectivamente. El centro de gravedad está a 460 milímetros del suelo.

El motor Subaru, que gira cerca de las 8.000 revoluciones, está gestionado por una caja manual de 6 velocidades procedente del Toyota IS o bien una automática de 6 relaciones derivada de la del ISF.

Toyota hace con el GT86 un apunte tecnológico, ya que con este modelo inicia la comercialización de un programa opcional de protección de las carrocerías e interiores de sus coches aplicando tecnologías desarrolladas por la NASA con la finalidad de recubrir satélites y antenas parabólicas.

El sistema, denominado Toyota ProTect, puede ser aplicado a coches nuevos y usados y proporciona cinco años de máxima protección exterior e interior con una sola aplicación, aunque son tres productos independientes los que protegen las distintas parte del vehículos.

La aplicación de protección de la carrocería está basada en una tecnología que utiliza silicio, en lugar de cera o sellante de polímero, que una unión molecular con la superficie de aplicación, capaz de resistir los efectos de la contaminación, el clima, el tráfico y los depósitos de animales.

Un protector de llantas de aleación hace que el polvo de frenado caliente, de hasta 400 grados centígrados, no penetre en las llantas de aleación protegidas por este producto, con lo que el polvo residual se podrá limpiar sin problema, con la ayuda de agua.

El protector de tejidos está basado en el politetrafluoroetileno (PTFE) y se puede aplicar a telas interiores (aunque no a piel ni plásticos) para proteger de la suciedad cotidiana y permitir a los clientes limpiarlos con un paño sin dejar manchas.

Desarrollada, probada y aprobada como accesorio auténtico de Toyota en Japón por Toyota Motor Corporation y su socio del sector químico, ThreeBond Co. Ltd. Japan, la tecnología empleada por Toyota ProTect ha sido desarrollada inicialmente por la NASA como mecanismo para recubrir satélites y antenas parabólicas.

El Toyota Protect ya se vende en Japón y Taiwán, mercados en los que la marca japonesa asegura, que el tratamiento ya ha cosechado un un gran éxito.

Limpiar el vehículo deja de ser un problema si está protegido con Toyota ProTect. Basta con lavarlo con un detergente sin cera, y se garantiza que no será necesario encerarlo en un periodo de cinco años.

Toyota ProTect está ya disponible en los concesionarios Toyota y en los servicios posventa de Toyota como parte de un paquete de protección opcional para vehículos Toyota nuevos y usados.

Los precios y disponibilidad varían entre los tres tratamientos protectores y según el tamaño del vehículo, pero una referencia es una cantidad de alrededor de los 400 euros.

Muy tecnológico es el protagonista de la consultora tecnológica Altran, que ha desarrollado un deportivo de altas prestaciones cien por cien eléctrico, que ha sido mostrado en Barcelona como adorno de la inauguración de un centro de excelencia de proyectos relacionados con el coche eléctrico, en el que invertirá unos 20 millones de euros durante los próximos tres años.

Este centro reunirá los proyectos del grupo relacionados con la innovación y el desarrollo tanto de vehículos eléctricos como híbridos y de sistemas de reducción de emisiones de CO2, y permitirá reclutar a unos 400 consultores durante los próximos cinco años.

Entre otros proyectos, Altran ha colaborado con la empresa catalana Quimera en el desarrollo del primer coche eléctrico de competición, que permite alcanzar una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora y es capaz de acelerar de cero a cien en tres segundos.

Además, Altran ha mostrado algunos de sus actuales desarrollos, también en cooperación con Quimera: el AEGT-Evo2, y el AEGF (All Electric Great Formula), diseñado para un nuevo concepto de coches de carreras, y listo para competir en 2013.

El mundo de la movilidad eléctrica sigue acumulando noticias, en este caso una muy tecnológica protagonizada por Audi, que ha desarrollado una bicicleta eléctrica inspirada en la competición.

Se trata de la Audi e-bike Wörthersee, que contiene las tres avanzadas tecnologías que la marca está empleando en sus coches de serie y competición, es decir, Audi ultra, Audi e-tron y Audi connect.

Al desarrollar la Audi e-bike Wörthersee, la marca se ha basado en los principios de diseño de las motocicletas de competición, bajo criterios de precisión, con un diseño funcional y emocional.

Con unas dimensiones muy compactas y un centro de gravedad muy bajo, la e-bike es ágil, con las baterías alojadas en el interior del chasis. Una recargan completa se realiza en 2,5 horas, y es sencillo sustituir la batería por otra completamente cargada.

El motor eléctrico, acoplado directamente a la rueda trasera, está situado en una posición muy baja y entrega una potencia máxima de 2,3 kW, con un par máximo de 250 Nm.

Tanto el bastidor como el basculante están realizados siguiendo el principio de construcción ligera Audi ultra, ya que el material utilizado es fibra de carbono reforzada con polímeros (CFRP), que también se aplica a las llantas de 26 pulgadas, caracterizadas por un innovador diseño a base de radios planos denominado 'Audi ultra blade', que permite aprovechar mejor la energía de cada pedalada.

Excluyendo los componentes eléctricos, el peso total de la Audi e-bike es de 11 kg. Y la relación peso potencia es de 9 kilogramos por cada kilovatio, lo que constituye un récord en este tipo de vehículos.

Desde una pequeña pantalla táctil, se pueden elegir distintos modos de pedaleo, y controlar un gran número de funciones, como la conexión del teléfono o dispositivo móvil a la computadora de la e-bike mediante WIFI, para desactivar la función de inmovilización.

Una cámara de vídeo integrada en el casco puede ir grabando imágenes de la ruta o las distintas acrobacias, que se transmiten en tiempo real a Internet a través de la conexión con el smartphone.

El ciclista puede elegir entre distintos modos de pedaleo: muscle power, pedelec, eGrip, power whwwlie y balanced wheelie'.

La marca smart, del grupo Daimler, comercializará su scooter eléctrico en el plazo de dos años. Smart ha tomado la decisión de producir el scooter presentado en el Salón del Automóvil de París de 2010.

Esta última semana, por otra parte, Citroen ha anunciado la creación de una Dirección de Diseño específica para DS, separada del Departamento que crea el estilo de su gama generalista, para acentuar el carácter distintivo de la Línea DS.

La nueva Dirección estará a cargo de Thierry Metroz, actual director de Diseño de la marca Citroën, que tendrá la misión de desarrollar el carácter único de la Línea DS y reforzar su complementariedad con la gama generalista o 'C', de cuyo diseño se hará cargo Alexandre Malval, antiguo responsable de diseño de los Citroën DS5 y C5.

La nueva organización entrará en vigor el próximo 1 de junio y con ella la marca confía en reforzar los diferentes estilos de la gama C y de la línea DS en sus respectivos territorios de mercado, para apoyar la subida de gama y la internacionalización de Citroën, particularmente en China, según Frédéric Banzet, director general de la marca Citroën.

También se ha conocido esta semana pasada el nombre del nuevo modelo pequeño de Opel. Llamado Junior en código interno le toma el relevo el nombre propio Adam, el de pila del fundador de Opel. El Opel Adam será presentado en la próxima edición del Salón del Automóvil de París y empezará a comercializarse el año que viene.

El Opel Adam se producirá en la planta de la localidad alemana de Eisenach y esa adjudicación ha beneficiado a la fábrica española de Figueruelas, ya que absorberá parte de la producción del Corsa que se hacía en esta instalación germana.

El Adam (nombre de pila del fundador de Opel) competirá directamente en los mercados con modelos como los Fiat 500 y Panda, el Volkswagen up¡, el Seat Mii, el Toyota Aygo, el Citroen C-1, el Peugeot 107, el Hyundai i10, el Kia Picanto o el Chevrolet Spark.

Fernando A. Marqués