Una empresa eslovaca quiere vender un coche volador 'en dos o tres años':

Una empresa eslovaca quiere vender un coche volador 'en dos o tres años' 1
Agencia EFE30 oct 2014
Una empresa eslovaca quiere vender un coche volador 'en dos o tres años', un biplaza que pueda circular por carretera y desplegar unas alas que le permite volar.

La empresa, Aeromobil, quiere producir en serie un vehículo (AeroMobil 3.0) 'en dos o tres años', informó hoy a Efe la compañía, que desarrolla este biplaza que puede circular por carretera como un vehículo normal y, en pocos segundos, desplegar unas alas que le permite volar a unos 200 kilómetros por hora.

'La producción comenzará en dos o tres años', aseguró a Efe Stefan Vadocz, portavoz de la entidad eslovaca, que acaba de presentar el prototipo en el aeropuerto de Nitra y en un festival de emprendedores de Viena.

Vadocz admitió que será todavía necesaria alguna modificación del modelo, actualmente en fase de prototipo de pruebas, aunque precisó que 'está muy cerca del producto final'.

Con respecto a la versión anterior (2.5), la nueva incluye progresos en la carrocería y 'una extensión de las alas para mejorar la estabilidad', apuntó el portavoz.

Existen hasta diez empresas en el mundo que tratan de desarrollar un vehículo multimodal que aúne las funciones de coche convencional y avión.

La empresa asegura que el aparato puede ser interesante para países con escasas infraestructuras viarias, lo que permitiría conectar con rapidez dos localidades alejadas sin un incómodo viaje por malas carreteras de tierra.

El prototipo eslovaco, un vehículo biplaza de seis metros de largo y 449 kilogramos de peso, tiene alas plegables de fibra de carbono y un motor de gasolina Rotax 912.

Con las alas desplegadas, el Aeromobil 3.0 posee una envergadura de 8,3 metros y una longitud de 6 metros.

Está dotado de dos volantes, uno para tráfico terrestre y otro para vuelo, siendo la velocidad de despegue de 130 kilómetros por hora.

El AeroMobil 3.0 puede alcanzar los 200 kilómetros por hora en el aire y es uno de los primeros prototipos que ha superado los test de vuelo, al cubrir el pasado 21 de octubre en el aeródromo de Nitra una distancia de 250 metros.

Tiene además una autonomía de vuelo de 700 kilómetros y un consumo de 15 litros por hora.

Si bien este prototipo es uno de los más avanzados, para el lanzamiento al mercado es necesario 'tener una idea clara de la demanda', reconoció asimismo Vadocz.

Además, hay que obtener los certificados de automoción, así como cumplir con las regulaciones aéreas, 'algo que será complicado y llevará meses o incluso años', añadió el portavoz.

Aún así, los artífice del proyecto confían en que es 'uno de los más avanzados', y que pueden llevarse la primicia de ser la primera empresa en poner un coche volador a la venta.

Al tratarse de un simple prototipo, por el momento se desconoce cuál sería su precio de venta, dado que dependerá de la demanda.