Un móvil permite la detención de un suizo que circulaba a 325 kilometros por hora:

Agencia EFE05 oct 2011
La grabación de unas imágenes en un teléfono móvil ha permitido la detención de un ciudadano suizo de 28 años que el pasado mes de abril circuló por una autopista en las afueras de Ginebra a una velocidad de 325 kilómetros por hora.

El suceso ocurrió de madrugada y pasó desapercibido hasta que, en un incidente no relacionado, la policía se incautó del móvil del conductor y tuvo acceso a las imágenes grabadas de madrugada, que prueban que el vehículo circuló a la velocidad de un Fórmula 1.

La policía del cantón de Vaud, contiguo al de Ginebra, informó hoy en comunicado de que el conductor grabó la secuencia hasta que el indicador de velocidad del coche de gran cilindrada marcó en plena autopista los 325 kilómetros por hora.

Para situar la gravedad de la conducta del detenido, la policía indicó que alcanzar esa velocidad supone avanzar 90 metros por segundo, lo que hace casi imposible una maniobra de reacción, y que está sensiblemente por encima de la velocidad a la que despega un avión comercial grande (unos 250 kilómetros por hora).

El límite de velocidad en esa autopista es de 110 kilómetros por hora y, aunque de madrugada la circulación es muy escasa, el conductor fue denunciado por conducta temeraria por la policía, que le retiró con carácter indefinido la licencia de conducir.