Un millón de jóvenes europeos viajarán esta Semana Santa en coche compartido:

Un millón de jóvenes europeos viajarán esta Semana Santa en coche compartido 1
Agencia EFE17 abr 2014
El coche compartido le pisa los talones a los trenes y autobuses de largo recorrido como medio de transporte favorito para más de un millón de jóvenes europeos, que esta Semana Santa harán uso de portales como Blablacar o Amovens para llegar a su destino de vacaciones.

Con motivo de la Semana Santa, la Dirección General de Tráfico prevé hasta 12,5 millones de desplazamientos en las carreteras españolas, de los cuales 4.500 se producirán a través de plataformas online como Amovens o Blablacar, que permiten a sus usuarios que busquen viajar con bajo presupuesto compartir coche y gastos.

Alrededor de un millón de jóvenes europeos harán uso del portal Blablacar, la empresa de origen francés líder del negocio del coche compartido y que esta Semana Santa experimenta un pico de entre un 30 y un 40 % de usuarios registrados según Vincent Rosso, responsable de este portal para España y Portugal.

'Es económico, es flexible y además es social', asegura Rosso a Efe, que recuerda cómo gracias a este tipo de viajes han tenido lugar historias memorables entre los pasajeros, como personas que han encontrado empleo o parejas que se conocieron viajando.

Amovens es otra de las empresas que se dedica a publicar viajes en coches compartidos en España y que para estos días prevé un aumento del 61 % en la actividad en comparación con el resto del año, según declaraciones a Efe de su fundador, Diego Hidalgo.

'En Semana Santa serán más de 4.000 los trayectos largos realizados en Amovens', asegura Hidalgo.

El sistema es similar en ambas plataformas: una persona que se dispone a realizar un trayecto largo entre dos ciudades del territorio español (o europeo) se registra y publica un anuncio detallando el número de plazas de que dispone, el modelo de coche, el precio del viaje y una pequeña descripción del porqué del viaje.

A partir de ese momento, cualquier usuario registrado que pretenda realizar el mismo recorrido puede ponerse de acuerdo con el conductor a través de correo electrónico, mensajes de texto o de las redes sociales para viajar juntos y compartir los gastos del viaje pagando el precio que previamente ha decidido el conductor.

Estas empresas recomiendan a los conductores un precio estimado para cada trayecto aunque este puede variar de acuerdo con cada usuario y los costes previstos, como el precio de la gasolina o los peajes.

Este aspecto es uno de los que más ha molestado a la Federación Nacional Empresarial de Transporte en Autobús (Fenebús), que pidió hace un mes el cierre de la página web blablacar.es al considerar que lesiona gravemente los intereses de las empresas de transporte de viajeros legalmente establecidas.

Lo que Fenebús argumentó en una nota de prensa es que no está claro si las compañías de seguros responderían ante un supuesto siniestro por los ocupantes sin ninguna relación con el conductor o ante el responsable de incidentes como sustracciones o ataques contra la integridad de las personas.

No obstante, en el caso de Amovens se exige a los conductores haber suscrito, como mínimo, el Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio, más conocido como seguro 'a terceros'.

El servicio dado en estas dos empresas es gratuito y se basa en la idea de que los conductores no se beneficien del viaje sino que apenas reciban una compensación por los gastos generados.

Sin embargo, en el caso de Blablacar, la empresa permite, en Francia, reservar la plaza pagando una comisión del 10 % más impuestos indirectos, una medida que se está probando de manera piloto en España y que está previsto que sea implantada en los próximos meses.

En definitiva, el coche compartido es, cada vez más, uno de los métodos de transporte escogidos por los jóvenes que, según Vincent Rosso, responsable para España de Blablacar, son los que más valoran los factores de ahorro económico y de respeto al medio ambiente que este método supone.

Por Alberto Órfão y Sofía Martínez