Un millón de españoles no deberían conducir por problemas en agudeza visual:

Un millón de españoles no deberían conducir por problemas en agudeza visual 1
Agencia EFE26 jun 2013
Un millón de conductores españoles no deberían de estar conduciendo al tener una agudeza visual inferior al mínimo que establece el Reglamento General de conductores, según indica un estudio elaborado por la Universidad Politécnica de Cataluña.

El informe sobre 'Estado de la visión de los conductores españoles' ha sido presentado hoy en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso por el presidente de la Asociación Visión y Vida, Javier Cañamero, que ha alertado de los peligros de una mala visión a la hora de conducir.

Cañamero ha afirmado que un millón de conductores poseen una agudeza visual de lejos inferior al mínimo que marca la legislación que es de 0,5, por lo que 'no deberían de estar conduciendo'.

Ha añadido que el estudio, que será presentado a la Dirección General de Tráfico (DGT) y al Gobierno, recoge también que un millón de conductores tienen un campo visual reducido a menos de 85 grados, cuando lo normal sería alcanzar los 170 grados con ambos ojos.

El aumento del deslumbramiento en edades avanzadas y los problemas con la sensibilidad al contraste son otras cuestiones que recoge el informe, que concluye que el número de conductores afectados con al menos una deficiencia visual es de seis millones.

Entre las recomendaciones propuestas para solventar estos problemas, Cañamero ha incidido en la importancia de hacer llegar a la gente la importancia de la visión a la hora de conducir y evitar accidentes.

'Tenemos buenos coches e infraestructuras pero si no somos capaces de transmitir esto a los conductores no lograremos nada', ha asegurado Cañamero, que ha pedido a la administraciones que se impliquen en campañas de sensibilización sobre la necesidad de una visión óptima al volante.

Otra prioridad debe ser la limitación de la conducción a partir de los 65 años con medidas como conducir solo de día o limitar la velocidad máxima, ha agregado el ponente, que alude a las estadísticas para explicar que los problemas aumentan con la edad.