Un elevado ritmo de ventas en julio marca la clara recuperación del mercado automotor en EE.UU.:

Un elevado ritmo de ventas en julio marca la clara recuperación del mercado automotor en EE.UU. 1
Agencia EFE02 ago 2013
El mercado estadounidense de automóviles parece encaminado a recuperarse a niveles anteriores a los de la crisis de 2008 tras la publicación hoy de las cifras de ventas en julio que señalan que los consumidores están regresando de forma sostenida a los concesionarios del país.

Los principales fabricantes de automóviles que operan en Estados Unidos informaron hoy de aumentos de más del 10 % de las ventas durante el pasado mes.

Las cifras de julio unidas a las del resto del año y las previsiones de que los últimos meses de 2013 serán incluso más potentes con la llegada de nuevos modelos, indican que los fabricantes tendrán su mejor año de ventas desde 2007.

General Motors (GM) aumentó sus ventas en julio un 16,3 %, Toyota un 12,6 %, Ford un 11 %, la misma cifra que Chrysler, Honda un 16,1 %, Nissan un 10,9 %, Hyundai un 6,4 % y Kia un 1,9 %.

El aumento de las ventas en el sector está siendo ayudada por los bajos tipos de interés y el mantenimiento de la recuperación económica de Estados Unidos, según señalaron los propios fabricantes.

Bill Fay, vicepresidente de la división Toyota dijo que 'las sólidas ventas del sector en julio apuntan a un mercado estable relacionado con la recuperación económica'.

'La confianza de los consumidores también mantuvo elevados niveles como prueban las elevadas ventas a particulares', añadió.

Tras la crisis financiera de 2008, muchos hogares estadounidenses retrasaron la sustitución de sus vehículos. Pero ahora, con la mejora económica, muchos consumidores están acudiendo a los concesionarios para reemplazar sus viejos automóviles con modelos más eficientes y modernos.

Es el caso del grupo Ford (compuesto por las marcas Ford y Lincoln) que está experimentando un fuerte aumento de la demanda de sus modelos más pequeños, como el Fiesta, Focus y C-MAX.

Ford dijo hoy que las ventas de estos modelos aumentaron un 32 % durante el mes pero que también la demanda de algunos de sus todoterrenos urbanos, como el Edge o Explorer, experimentó notables ascensos.

Toyota, otro fabricante conocido por sus vehículos pequeños e híbridos, dijo que en julio la demanda el híbrido Prius creció un 34,4 % (hasta 23.294 unidades) mientras que la del compacto Yaris se situó en un 32,9 % (1.759 unidades).

La recuperación de la actividad económica en Estados Unidos también está ayudando al aumento de la demanda de camionetas 'pickup', que para muchas pequeñas empresas y autónomos es una herramienta más de trabajo.

Ese fue el caso del Grupo Chrysler (compuesto por las marcas Chrysler, Dodge, Jeep, Ram y Fiat) cuyos resultados fueron propulsados por la elevada demanda de camionetas Ram, 32.078 vehículos, un 31 % más que en julio de 2012.

Reid Bigland, responsable de Ventas del Grupo Chrysler en Estados Unidos, dijo a través de un comunicado que 'seguimos viendo elevadas ventas a individuos, particularmente de nuestras camionetas pickup y todoterrenos, y eso ha ayudado al Grupo Chrysler a nuestro 40 mes consecutivo de crecimiento de ventas'.

En el caso de GM, las ventas de 'pickup' de gran tamaño se dispararon un 51 %. El principal fabricante estadounidense también dijo que las ventas a pequeñas empresas aumentaron un 61 % gracias al espectacular incremento del 107 % de la demanda de estos negocios de camionetas 'pickup' de gran tamaño.

El nivel de ventas de automóviles en Estados Unidos en julio fue el equivalente al de la venta de 15,7 millones de unidades al año, un nivel no alcanzado desde antes de la crisis de 2008 que casi acabó con General Motors y el Grupo Chrysler, y 1,6 millones de unidades superior al de 2012.

GM prevé que cuando termine 2013, el sector en Estados Unidos podría haber vendido alrededor de 15,5 millones de unidades, un nivel no alcanzado desde 2007 cuando se vendieron 16,1 millones de automóviles.