Un 16,6 por ciento de los españoles afirma que se les olvida comer por el uso de internet:

Un 16,6 por ciento de los españoles afirma que se les olvida comer por el uso de internet 1
Agencia EFE14 mar 2013
Un 16,6 % de los españoles afirma que su adicción a internet es tan fuerte que se les olvida comer y más de la mitad, un 51,1 %, llega a olvidar las tareas que estaban haciendo previamente.

Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre el grado de adicción de los españoles a la red, que ha dado lugar a la creación de la Organización de Ayuda a los Adictos de Internet (OAAI), a iniciativa de la filial española de Opel, apoyada en el 'espíritu inconformista' que transmite su modelo crossover urbano Mokka.

Ahondando en esta dependencia de la red de buen número de españoles, más de la mitad de los consultados se consideran adictos a la red y un 35,1 % reconoce que no podría desconectarse de las navegaciones, por lo menos, en una semana.

No obstante, un 26,5 % considera necesario someterse a una terapia específica para desengancharse o amortiguar esta adicción.

El informe expone también que el tiempo medio que los españoles pasan conectados a internet es de 5,5 horas diarias, y en este tiempo los hombres optan por la navegación en general la lectura de información.

Mientras que las mujeres prefieren la lectura de correos electrónicos y los contactos a través de las redes sociales.

En el análisis por comunidades autónomas, Murcia es la que cuenta con más adictos a la red (65 %), frente a los vascos que se colocan en el lado opuesto (49,1 %).

Otro rasgo del estudio es que son los castellano-manchegos los españoles a los que menos afecta en su productividad el uso de internet, en tanto que los gallegos, vascos, canarios y catalanes los que desconectan ante otras actividades como estar con amigos, hacer deporte o ver la televisión.

Los valencianos y aragoneses son los más proclives a las redes sociales, en contraposición a castellano-leoneses y castellano-manchegos.

Galicia es la única comunidad de España donde la gran mayoría de la población se declara dispuesta a pasar un día entero sin conectarse a internet.

Opel, a través del 'espíritu inconformista del Mokka', propone 'volver a la vida real y olvidarse de una vida digital' y vivir el mundo más que contarlo.