Tres muertos y 4 heridos graves en una colisión múltiple en Fuentecén (Burgos):

Agencia EFE05 sep 2011
Dos jóvenes, una mujer de 24 años con iniciales S.C.A y su acompañante J.J.P.L., de 23, y un anciano de 94 años, J.M.P., son los fallecidos en la colisión múltiple ocurrida esta tarde en la carretera N-122, entre Fuentecén y Castrillo de la Vega, en la provincia de Burgos, según fuentes de la Guardia Civil.

En este accidente, además cuatro personas, con edades entre los 63 y los 19 años, han resultado con heridas graves y trasladados al Hospital santos Reyes de Aranda de Duero.

Según fuentes de la Guardia Civil, la colisión múltiple se ha producido en el kilómetro 282 de la N-122 a las 13,40 horas, y en ella se han visto involucrados tres vehículos, uno de los cuales se ha incendiado.

De acuerdo con dichas fuentes, el accidente se originó en el transcurso de un adelantamiento efectuado a un camión por uno de los coches, un turismo de la marca Peugeot 206.

Cuando este coche se estaba reintegrando a su carril derecho, tras finalizar la maniobra de adelantamiento a un vehículo articulado, su conductora perdió el control y pudo invadir el carril izquierdo.

Entonces, otro turismo, un Citroën C-3, que circulaba en sentido contrario, colisionó contra Peugeot y otro coche, un Citroen ZX, que iba detrás, chocó contra el anterior y se salió de la vía por su margen izquierda.

El primero de los vehículos, ocupado por dos personas, acabó ardiendo y sus dos ocupantes fallecieron.

El cuerpo de la conductora, S.C.A, de 24 años, pudo ser rescatado por una patrulla de Tráfico antes de la calcinación del turismo, aunque no así el de su acompañante, J.J.P.L, de 23 años.

En el segundo turismo iban otras dos personas que resultaron heridas de gravedad.

En el último coche implicado viajaban tres personas, una de las cuales J.M.P, de 94 años, murió y las otras sufrieron heridas graves.

La identidad de los cuatro heridos corresponde a tres mujeres, de 19, 54 y 63 años, y a un hombre de 31, y todos ellos fueron trasladados en estado grave al hospital de los Santos Reyes de Aranda de Duero.