Tramontana R: Todo corazón

a fondo Tramontana R 1
Enrique Marco20 mar 2009
Entre los deportivos que se pudieron ver a principios de mes en el Salón de Ginebra, hay uno que nos llama la atención por su lugar de procedencia y su exclusividad. Es español y cuesta nada menos que 385.000 euros antes de impuestos
Entre los deportivos que se pudieron ver a principios de mes en el Salón de Ginebra, hay uno que nos llama la atención por varias razones, entre ellas su lugar de procedencia y su exclusividad. Se trata de un coche español, en concreto de la Costa Brava (Cataluña), y es más exclusivo que cualquier Ferrari, Lamborghini o Aston Martin, pues cuesta nada menos que 385.000 euros antes de impuestos.
Cómo no, estamos hablando del Tramontana, el peculiar biplaza catalán que ya su anterior versión G07 se presentó en la muestra suiza hace dos años. De este vehículo prácticamente artesanal construido en la provincia de Gerona se pueden terminar unas 12 unidades al año, suficientes para satisfacer las peticiones de los clientes interesados en este Tramontana, una buena parte de ellos coleccionistas de automóviles de lugares como Monte Carlo o Dubai.
Sobre el Tramontana G07 –de 4,90 metros de largo, 1,30 metros de alto y 2,00 metros de ancho- apenas hay cambios estructurales. Lo más importante para el nuevo Tramontana R ha sido la disminución de peso en 92 kilos (ahora 1.268 kilos) y el recorte de 50 mm en la distancia entre ejes (ahora 3.050 mm). Por lo demás su configuración continúa prácticamente invariable, aunque estéticamente haya recibido numerosos cambios.
El motor sigue siendo el Mercedes V12 de 5,5 litros y dos turbos, “subido” en este caso hasta los 720 cv de potencia y 1.100 Nm de par. Con semejante potencial, unido al bajo peso derivado de su chasis y carrocería realizados íntegramente en fibra de carbono, el Tramontana R es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 3,6 segundos, mientras que su velocidad máxima está limitada a 325 km/h.
Con este modelo, el automovilismo español se coloca al máximo nivel en cuanto a exclusividad y competitividad. De hecho, los hipotéticos rivales del Tramontana R han de ser bólidos de la talla del Mercedes SLR Stirling Moss o modelos tan emblemáticos y poco difundidos como los Koenigsegg o los Pagani.