Tráfico subraya que la DGT no presiona para multar más o menos:

Tráfico subraya que la DGT no presiona para multar más o menos 1
Agencia EFE12 jul 2012
La directora general de Tráfico del Ministerio del Interior, María Seguí, ha subrayado hoy que desde su departamento no existe 'ninguna presión' para multar más o menos, una potestad que, además, ha recordado que depende de la Guardia Civil, no de la DGT.

Seguí ha respondido así a preguntas de los periodistas sobre la polémica suscitada por las quejas de algunos agentes que denuncian presiones para poner más multas.

La directora general de Tráfico, que ha participado en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha matizado que esas quejas son 'minúsculas' y ha señalado que quienes las plantean tienen cauces formales para plasmarlas.

'Aquel que crea que hay un problema grave, que lo demande oportunamente. Pero por parte de la DGT no existe ninguna presión en absoluto para multar de más o de menos', ha agregado.

Según dice, lo que sí hay es una voluntad de contribuir a mejorar 'sustantivamente' la seguridad en las carreteras y resolver 'definitivamente' el problema a través del cumplimiento de las normas de tráfico.

De todas maneras, ha insistido en que la potestad sancionadora es de la Guardia Civil, aunque las actividades de la agrupación de Tráfico se financien a través del presupuesto de la DGT.

Y ha señalado que, por lo que conoce del procedimiento, 'todos los principios que lo rigen son absolutamente legítimos y destinados al bien' de los ciudadanos.

La directora general ha agradecido la buena labor de los agentes de la Guardia Civil, que cada día 'ponen su vida en peligro para' ayudar a los demás.

Una de las tareas de las que se ocupan estos días esos agentes son los controles de consumo de drogas al volante que la Dirección General de Tráfico puso en marcha el pasado lunes, día 9, coincidiendo con la celebración de una semana mundial para promover el consumo cero de alcohol y drogas cuando se vaya a conducir.

Según ha explicado, es el inicio de un nuevo modelo de intervención para controlar la conducción bajo los efectos de drogas ilegales. Los controles continuarán todo el año.

La DGT no se fija un cupo, ya que se harán tantos controles como permita el presupuesto, porque, en opinión de Seguí, 'cualquier esfuerzo es poco' si se tiene en cuenta que en los controles al azar se comprueba que un 20 % de los conductores circula bajo los efectos de la cocaína, el cannabis y otras sustancias ilegales.

Por último, la responsable de la DGT también se ha referido a los nuevos límites de velocidad y ha reiterado la voluntad de que puedan aplicarse para finales de año.

Ha indicado que no se puede dar una fecha porque su aprobación se incluye en la revisión del reglamento de circulación, que no depende al cien por cien de su departamento.