Tráfico intensifica el control de las furgonetas ante el aumento de muertos:

Tráfico intensifica el control de las furgonetas ante el aumento de muertos 1
Agencia EFE14 jun 2014
La Dirección General de Tráfico (DGT) va a intensificar la vigilancia a furgonetas en una campaña de control durante dos días tras haber comprobado que en lo que va de año 26 personas han muerto en accidentes en los que estuvo implicado un vehículo de este tipo, cinco más que un año antes.

Debido a este incremento y después de que los agentes de la Guardia Civil hayan comprobado que en muchas ocasiones estos vehículos son utilizados como si fueran turismos, Tráfico ha querido poner en marcha una campaña especial de vigilancia que se llevará a cabo el lunes y el martes próximos.

Serán controlados furgonetas, furgones y vehículos mixtos adaptables, para los que se requiere el mismo permiso de conducción que para un turismo, pero sus características diferentes hacen que no se conduzcan igual.

Cuatro de cada seis furgonetas que circulan en España tienen más de 15 años, como asegura la DGT.

Durante los dos días de campaña se establecerán más de 500 puntos de control en las carreteras, sobre todo en las convencionales, que son las que mayor índice de siniestralidad registran, y en zonas próximas a centros comerciales, polígonos industriales y lugares de carga y descarga.

Los controles también se realizarán durante la noche, señala la DGT, que destinará 3.500 agentes de la Agrupación de Tráfico a este fin, de los cuales 500 pertenecen a la especialidad de Transporte.

Su misión será comprobar la velocidad, la documentación tanto del vehículo como del conductor, la carga transportada, si los conductores han consumido alcohol y drogas o si se ha pasado la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos.

Recuerda Tráfico que las furgonetas presentan unas características dinámicas y de utilización distintas a otros vehículos que las hace diferentes, no solo en lo que a conducción se refiere, sino también a la accidentalidad.

También las velocidades a las que pueden circular son distintas. Así, los vehículos derivados de turismo y los mixtos adaptables no pueden sobrepasar los 100 kilómetros por hora en autopista y autovía; los 90 km/h en las vías convencionales con 1,5 metros de arcén, y los 80 km/h en el resto de las carreteras fuera de poblado.

Mientras, los límites para los furgones son 90 kilómetros por hora, 80 y 70, respectivamente.

Suelen ser utilizados para transporte rápido de mercancías, de ahí que sea un vehículo principalmente de uso laboral. Sin embargo, no se les aplica la normativa de los vehículos pesados, por lo que no llevan tacógrafos ni limitadores de velocidad y sus conductores pueden conducir muchas más horas sin posibilidad de que los agentes lo puedan verificar.

El peso total del vehículo es dos o tres veces más elevado que el de un turismo, lo que afecta a la conducción, pero no siempre se tiene en cuenta.

Suelen ser más altos que un turismo, por lo que el centro de gravedad es más alto y, por lo tanto, más inestables y más sensibles a los vientos laterales.

Además del peso, la correcta sujeción de la carga es vital en caso de accidente, tanto para la persona que lo ocasiona el accidente como para los ocupantes de los otros vehículos implicados.

Por eso, es necesario sujetarla y distribuirla uniformemente, colocando los objetos de mayor peso sobre la plataforma interior, entre los dos ejes.

Tráfico hace hincapié en la necesidad de que también estos vehículos pasen la ITV y recuerda que el proyecto de investigación Furgoseg sobre accidentes de tráfico con implicación de furgonetas (2008-2011) ya constató que las ITV desfavorables de éstas doblaban a la de los turismos, principalmente por los sistemas de rodadura, neumáticos y suspensión.