Tráfico destinará 4,6 millones de euros para detectar las drogas al volante

0

Una cifra que se invertirá en la adquisición de los aparatos necesarios para las tomas de saliva de los controles preventivos, así como en las análisis posteriores de estas muestras.

Esta es una de las partidas de los presupuestos de la DGT para el próximo año que prevén una reducción de los ingresos por sanciones del 6 por ciento, lo que no quiere decir, según Seguí, que se levante la mano en la persecución de las infracciones.

‘No me temblará la mano a la hora de sancionar a quien infrinja las normas’, ha enfatizado Seguí ante las insinuaciones de la oposición de que esa rebaja en las previsiones de los ingresos por multas pueda redundar en una mayor permisividad.

De todos modos, Seguí ha subrayado que Tráfico no tiene ningún afán recaudatorio ni tampoco quiere crecer ‘a expensas de las sanciones’.

María Seguí ha explicado que se aumentará la vigilancia de las carreteras secundarias, y se reubicarán los efectivos de la Guardia Civil y las máquinas, en alusión a los radares, para garantizar el control ‘en todos los rincones aun sabiendo que los volúmenes de circulación son inferiores que en las vías de alta capacidad.

Para justificar el menor volumen de ingresos por multas, la directora de Tráfico ha apuntado que un aumento de la vigilancia puede ir asociado a un menor número de sanciones porque los conductores respetarán más las normas.

El presupuesto de la DGT ascenderá a casi 870 millones, con un incremento del 2,7 por ciento con respecto al de este año, y por primera vez en la historia de este organismo se establecerá la dirección por objetivos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.