Tráfico afronta el verano tras un notable descenso del 12 por ciento de muertes en 2013:

Las carreteras dejaron 1.680 muertos el pasado año, un 12 por ciento menos que en 2012 1
Agencia EFE26 jun 2014
La Dirección General de Tráfico afronta un nuevo verano en las carreteras con el objetivo de disminuir las 232 víctimas mortales de julio y agosto pasados, y con la vista puesta en la notable reducción del 12 por ciento de fallecidos en 2013 en prácticamente todas las vías, tipos de vehículos y edades.

Son las conclusiones del balance definitivo de la siniestralidad vial de 2013 que hoy ha presentado la directora general de Tráfico, María Seguí, que también ha dado cuenta de la operación especial de verano que comienza en julio.

De la accidentalidad cerrada con datos definitivos después de contabilizar los fallecidos en 2013 en el momento del siniestro y en los treinta días posteriores al mismo, tanto en carreteras como en ciudad, Seguí ha destacado las cifras de 1.680 muertos, 223 menos que en el año anterior y la de 5.529 personas heridas que tuvieron que ser hospitalizadas con lesiones de gravedad.

En total se registraron 89.519 accidentes con víctimas. Salvo en las personas que perdieron la vida en travesía, con un fallecido más, y un aumento el 2 por ciento entre los que murieron entre 65 y 74 años, todas las 'dimensiones' han mejorado, en palabras de Seguí.

Los datos de 2013 también hacen que España se sitúe en el quinto puesto de la UE en tasa de fallecidos por millón de habitantes (36) por detrás de Suecia con 28, o Reino Unido, Dinamarca y Países Bajos y, muy por debajo, ha destacado la directora, de la tasa media europea, que se sitúa en 52 muertos.

'No les quepa ninguna duda de que trabajaremos para rebasar esa diferencia de 18 puntos con Suecia sino también para excederla', ha dejado claro.