Toyota Yaris 2015: Nueva cara y más confort

yarisportada_ca727a861b2cfd7a9d6cdd70e.jpg
Raúl Toledano23 abr 2014
Toyota anuncia una nueva actualización de su urbano Yaris de tercera generación, que en el último cuatrimestre de 2014 recibirá una puesta al día que afectará a su imagen, sobre todo con un nuevo frontal, a la puesta a punto de las suspensiones y a la mejora en calidad interior para favorecer la sensación de amplitud.
El Yaris es uno de los turismos de la gama Toyota con más actividad comercial en los últimos años, desde que a finales de 2011 se lanzase al mercado la renovada tercera generación, que adoptaba un diseño más ambicioso, calidades y equipamientos más modernos, y hasta versiones exclusivas como SoHo y por supuesto la motorización híbirda tope de gama HSD, que con 100 cv se posiciona como el Yaris más potente. A finales del año pasado, con apenas 24 meses en curso, el Yaris adoptó algunos cambios en materia de equipamiento y consumos de los motores. No ha pasado ni medio año, y el fabricante japonés anuncia un segundo cambio en mitad de la vida comercial del Yaris de tercera generación.
El Toyota Yaris 2015 comenzará a venderse en el último tramo de año, justo después del verano, imitando la línea estética de su hermano pequeño, el Aygo, presentado mundialmente en el último Salón de Ginebra con un diseño muy atractivo y que supone un salto de calidad en el segmento A. Tanto ha mejorado con esta nueva generación el Aygo que el Yaris necesitaba un nuevo impulso para no verse eclipsado por un coche que mide 42 centímetros menos y es mucho más económico. La primera solución tomada por Toyota ha sido directa, adaptar el frontal del Aygo en el Yaris 2015, con esa inconfundible forma de cruz centrada en torno al anagrama frontal que separa las parrillas superior e inferior junto a las renovadas ópticas, mientras que en la zaga los pilotos son de LED, se ha remodelado la zona de la matrícula y en el paragolpes se incrusta un nuevo difusor.El frontal del Yaris 2015 adopta las mismas líneas estéticas que su hermano pequeño, el Aygo
El interior se ha reinterpretado con una mayor calidad en los materiales empleados, nuevos colores y equipamientos y, en general, una mayor sensación de amplitud para los pasajeros. En ese trabajo de mejora general también participará la puesta a punto de la suspensión, que, según la marca japonesa, ahora es más confortable para filtrar mejor las irregularidades y aislar de los ruidos. Por su parte, la gama mecánica se mantiene inalterada, es decir, dos motores gasolina de 69 y 99 cv de potencia, un único motor turbodiésel de 90 cv, y la variante híbrida de 100 cv.
Los motores seguirán siendo cuatro, dos gasolina, uno diésel y el híbrido de 100 cv de potencia