Toyota Verso 1.6 D-4D: Nuevo motor de BMW

vers_portada_f6885b7d9f745a4979328e5b8.jpg
Enrique Marco17 dic 2013
En marzo llegará a los principales mercados una nueva motorización para el monovolumen Toyota Verso. Se trata de la mecánica procedente de BMW y bautizada como 1.6 D-4D. Desarrolla 112 cv y en el monovolumen Verso, asociado al cambio manual de 6 velocidades, homologa unos consumos de 4,5 l/100 km.  
Toyota presenta el primer fruto de su alianza con BMW, el motor 1.6 D-4D de 112 cv. Han pasado dos años desde que los prestigiosos grupos Toyota y BMW firmasen un acuerdo para que la casa muniquesa suministrase motores diesel a la japonesa, y el Toyota Verso 1.6 D-4D –que comenzará a ensamblarse en enero en la planta turca de Adapazari y llegará a los concesionarios de los principales mercados en marzo- será el primer modelo de Toyota que disfrutará de este acuerdo.
Aunque el motor lo fabrica BMW, el centro técnico de Toyota Europa –en Bélgica- se ha encargado de supervisar la sincronización de dicha mecánica con la caja de cambios y los sistemas electrónicos del Toyota Verso. Este es pues el primer paso de un contrato de suministro de motores diesel por parte del Grupo BMW en el marco de una colaboración a medio y largo plazo en torno a tecnologías de nueva generación respetuosas con el medio ambiente. De hecho, ambas compañías ya han anunciado planes para desarrollar conjuntamente un sistema de pila de combustible, realizar un estudio de viabilidad para desarrollar conjuntamente una plataforma para un vehículo deportivo, colaborar en la creación de carrocerías ligeras e investigar de forma conjunta las baterías de litio-aire.
Este motor BMW que estrenará el Toyota Verso 1.6 D-4D es un cuatro cilindros turbodiésel de 1.598 cc al que se le extrae una potencia de 112 cv a 4.000 rpm y un par de 270 Nm entre 1.750 y 2.250 rpm. Las prestaciones de esta nueva versión de la gama Toyota Verso son discretas, pues se conforma con una aceleración de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos; pero lo importante es que los consumos y emisiones que declara son inferiores a los del actual Verso 2.0 D-4D de 120 cv, modelo al que por lógica terminará sustituyendo.

vers_x_1274f8d57218bf4d65df8d426.jpg

Asociado a un cambio manual de 6 velocidades y al sistema de arranque y parada Start&Stop, el Toyota Verso 1.6 D-4D de 112 cv gasta 4,5 l/100 km y emite 119 g/km de CO2, lo que le permite ahorrar 4 décimas en consumo y 10 g/km de CO2 respecto al actual Verso 2.0 D-4D. No son unas cifras de récord, pues todavía quedan lejos del monovolumen compacto de referencia en el segmento, el nuevo Citroen C4 Picasso; ya que el francés, con su 1.6 e-Hdi de 115 cv resulta más rápido, menos contaminante y gasta medio litro menos cada 100 km. Al menos Toyota logra acercarse con esta nueva mecánica a los mejores monovolúmenes compactos de la categoría. De precios y equipamientos de esta motorización informaremos cuando se acerque la fecha de comercialización.Este es un familiar medio ideado en Europa y montado en Europa que destaca por su capacidad y deportividad