Toyota ve con optimismo 2012, pese a la crisis en Europa y la tensión con China:

Toyota ganó 5.310 millones de euros en abril-septiembre, casi siete veces más 1
Agencia EFE05 nov 2012
El gigante del motor Toyota multiplicó casi por siete su ganancia de abril a septiembre, y revisó al alza su previsión de beneficio para este ejercicio fiscal, en el que espera obtener unos 7.500 millones de euros pese a la crisis en Europa, la tensión con China y la fortaleza del yen.

El beneficio operativo fue de 693.700 millones de yenes (6.718 millones de euros), frente a la pérdida operativa de 32.600 millones de yenes (315 millones de euros) registrada en abril y septiembre de 2011, cuando el grupo luchaba aún por superar el impacto del devastador terremoto y tsunami de marzo de ese año.

Ante estos resultados, el gigante japonés del motor ha revisado al alza su previsión de beneficio para este año fiscal, que termina en marzo de 2013, y la ha situado en 780.000 millones de yenes (7.554 millones de euros), un 175,1 por ciento más que el año anterior.

Sin embargo, ha reducido ligeramente su previsión de ventas para este ejercicio hasta 8,75 millones de unidades, 50.000 menos de las que estimaba el pasado agosto, debido a 'la incertidumbre en el ambiente de mercado de China y la Unión Europea', señaló el fabricante en un comunicado.

Toyota, bandera de la industria japonesa del motor, reconoció que la fortaleza del yen ha afectado a su beneficio, aunque subrayó que espera contrarrestar éste y otros factores negativos gracias a la reducción de costes y los efectos positivos de las actividades de mercadotecnia.

Entre abril y septiembre la fortaleza del yen tuvo un impacto negativo de 60.000 millones de yenes (581 millones de euros) en el resultado operativo del fabricante, que en cambio se vio beneficiado, entre otras cosas, de una reducción de costes por 230.000 millones de yenes (2.227 millones de euros).

En ese semestre Toyota aumentó sus ventas en todas las regiones respecto al año anterior, en un reflejo de su sólida recuperación tras el desastre de 2011, cuando el tsunami que asoló el noreste de Japón paralizó la cadena de suministro y supuso un serio golpe para la industria nipona.

Así, en Japón vendió 1.192 millones de vehículos (395.000 más que el mismo periodo de 2011); en América del norte 1.261 millones (572.000 más), en Europa 412.000 (51.000 más), en Asia 840.000 (225.000 más) y en América Central y del Sur, Oceanía y África 811.000 (247.000 más).