Toyota revoluciona las pautas de diseño propio con el ME.WE:

Toyota revoluciona las pautas de diseño propio con el ME.WE 1
Agencia EFE21 mar 2014
Toyota confía en revolucionar el concepto propio de diseño con el prototipo ME.WE, desarrollado por el centro europeo de la marca nipona en Niza (Francia) y el diseñador industrial Jean Marie Massaud.

La filial de Toyota España informa de que esta creación ha sido nominada a los premios 'Designs of the Yaer 2014', que anualmente ofrecen una muestra de lo mejor del mundo en categorías como Arquitectura, Moda digital, Mobiliario, Diseño gráfico, Diseño de productos y Diseño de transportes.

Los diseños nominados se expondrán en el Museo del Diseño de Londres, y en el plazo de unos meses, un grupo de expertos elegirá a un ganador de cada categoría y a un ganador global.

Toyota aplica al ME.WE el sistema de movilidad eléctrica, con motores integrados en las ruedas del mismo modo que en el i-ROAD, y cuyas baterías se encuentran bajo el suelo, como en el iQ EV.

Con ello se libera en el habitáculo suficiente espacio para los cinco ocupantes y diversidad de objetos

El Toyota ME.WE cuenta con una estructura de aluminio revestida de los paneles de la carrocería, fabricados con polipropileno expandido, un material ligero, robusto y reciclable.

Ello supone que el prototipo alcance un peso de sólo 750 kilogramos, que representa una reducción mínima del 20 % en comparación con un vehículo tradicional del segmento urbano con carrocería de acero.

La reducción de peso se debe a la diferencia de masa entre los paneles de la carrocería hechos de polipropileno (solo 14 kilos) y los hechos de acero.

El ME.WE tiene la doble opción de la tracción a dos o a las cuatro ruedas, así como estructura para afrontar escenarios inaccesibles para un vehículo tradicional, pero es mucho más ligero que los vehículos 4x4 actuales, cuya potencia motriz se transmite a las ruedas mediante sistemas de transmisión más pesados.

En el interior, el equipaje que puede llevarse sobre el techo, protegido por una cubierta de neopreno, que se encuentra enrollada en la parte delantera del techo y puede desplegarse para cubrir y sujetar los objetos colocados sobre el mismo.

Ello permite que el espacio trasero para el equipaje puede ampliarse y transformarse en una plataforma, similar a la de un 'pickup' o camioneta ligera.

La instrumentación se limita a una única pantalla montada sobre el volante que indica la velocidad del vehículo, el nivel del cargador de la batería, información del trayecto e instrucciones de navegación proporcionadas por un smartphone, montado bajo la pantalla.

En la variante descapotable, los ocupantes pueden optar por sentir el viento abriendo todas las ventanas e incluso el parabrisas.

Las cotas se resumen en 3,440 metros de longitud, 1,750 de anchura y 1,600 de altura y el chasis está construido en aluminio tubular.

La colaboración para concretar el Toyota ME.WE arranca de julio de 2011 y la ambición de Massaud se centra en integrar los retos humanos, económicos y medioambientales en un concepto realista de un vehículo 'anticrisis'.

El Toyota ME.WE gira en torno a ejes como adecuación, síntesis y modernidad, junto a conceptos, algunos contrapuestos, relativos a ligereza y flexibilidad, individualidad y estandarización, así como libertad y responsabilidad.

Las formas del coche complementan el deseo con el placer, el estatus con la utilidad, el espacio con la capacidad, la potencia con la agilidad, el rendimiento con la idoneidad, la segmentación con la adaptación, y el estrés con la serenidad.

El objetivo de Toyota, con el ME.WE. es aunar todos esos retos esencialmente paradójicos, si bien explica la marca, que no se trata de reinventar el coche, sino de crear un vehículo para todo el mundo, que adopte un nuevo enfoque del placer, más sencillo, más adecuado y más realista.

Ello se resume en facilidad para aparcar, adaptabilidad a distintos estilos de vida y uso muy agradable.

Como finalmente expresa Toyota, 'se trata, de hecho, de una alternativa real a los coches basados en la pasión y el estatus'.