Toyota RAV4 2013: ¿Sobrevivirá a la prueba offroad?

portadax_2d7c29097eabdd181c5d4e356.jpg
Raúl Toledano22 mar 2013
Como avanzábamos en febrero, el RAV4 de tracción simple parte de los casi 26.000 euros y el RAV4 de tracción total de los 30.000. Con los precios confirmados por Toyota España, conducimos un RAV4 AWD en una ruta organizada en pésimo estado por el barro y la lluvia. ¿Conseguirá sobrevivir el RAV4 2013 a esta prueba offorad?
Hace tres semanas Autocity.com acudía a la presentación internacional del nuevo Toyota RAV4. Es la cuarta generación del todocamino compacto que en 1994 se inventó un segmento y que dos décadas después, más sofisticado, grande y polivalente, tiene que pelear con 20 modelos de similares características (los más próximos, Ford Kuga, Mazda CX-5 o Renault Koleos).
Ahora, en la Sierra de Madrid, el fabricante japonés reta a la prensa especializada a probar las aptitudes offroad del nuevo RAV4 en un circuito de barro, agua y trialeras donde, en un principio, cualquier mortal se cuestionaría la supervivencia del RAV4 más asfáltico y pesado de la historia. ¿Lo conseguirá?
La presentación coincide con el comunicado de prensa en el que se detalla la gama RAV4 2013 para el mercado español. Arranca en los 25.990 euros (PVP) correspondiente al motor diésel de acceso (2.0 l de 124 cv), que será el único que monta tracción delantera, además de una dotación de serie muy avanzada con llantas de 17”, control crucero, Star&Stop, retrovisores exteriores plegables eléctricamente, sensores de lluvia, luz y presión de neumáticos, climatizador bizona, sistema de infoentretenimiento Toyota Touch que incluye la cámara de visión trasera y un sistema de audio con seis altavoces.En toda la gama RAV4 2013, el único tracción delantera corresponde al diésel 'pequeño' de 124 cv
El resto de los RAV4 2013, todos con carrocería de cinco puertas, son de tracción total (AWD), partiendo de los 29.990 €. Se trataría del motor diésel 2.2 litros de 150 cv AWD y acabado intermedio Advance, que por 500 € más puede redondearse con el Pack Drive (valorado en 2.500 €) con significativos e interesantes equipamientos  como el xenón, cristales oscurecidos, llantas de 18 pulgadas o el portón trasero eléctrico (por cierto, un portón de apertura ascendente, no lateral, como todavía era posible montar en la tercera generación).
La oferta de gasolina se limita a un motor de 150 cv con tracción total (AWD), disponible tanto con cambio manual como automático de tipo CVT (variador continuo) que Toyota denomina Multidrive. La otra caja de cambios automático, de convertidor de par y seis velocidades, se denomina Autodrive y únicamente se podrá asociar a las motorizaciones de gasóleo.
GAMA TOYOTA RAV4 2013

Gasolina
150 AWD ADVANCE 28.290 €
150 AWD ADVANCE + PACK DRIVE 28.800 €
150 AWD EXECUTIVE 33.590 €
150 MULTIDRIVE AWD ADVANCE 30.290 €
150 MULTIDRIVE AWD ADVANCE + PACK DRIVE 30.800 €
150 MULTIDRIVE AWD EXECUTIVE 35.590 €

Diésel
150D AWD ADVANCE 29.990 €
150D AWD ADVANCE + PACK DRIVE 30.500 €
150D AWD EXECUTIVE 35.290 €
150D AUTODRIVE AWD ADVANCE 33.290 €
150D AUTODRIVE AWD ADVANCE + PACK DRIVE 33.800 €
150D AUTODRIVE AWD EXECUTIVE 38.590 €

Opciones
PINTURA METALIZADA 550 €
PINTURA PERLADA 625 €
PACK TECHNO 800 €
PACK TECHNO + TECHO 1.800 €
PACK DRIVE 2.500 €
PACK DRIVE + TECHO 3.500 €
PACK DRIVE + PACK TOURING 3.600 €
PACK DRIVE + PACK TOURING + TECHO 4.600 €
PACK NAVI 1.500 €
Los responsables de marketing de Toyota España estiman que el 60% de los RAV4 que se venderán serán 4x2 por un 40% de 4x4, siendo todavía más acentuado el desequilibrio por el tipo de combustible: 96% diésel por 4% gasolina. A pesar de lo cual, Toyota quiere mantener la genética campera del RAV4 de la que carecen otros SUV medianos, a pequeña escala de sus colosales hermanos mayores Land Cruiser e Hilux. Por todo esto, Toyota España cita a los medios para estrujar las capacidades offroad de su RAV4, concretamente el 2.2 D-4D de 150 cv con tracción total y cambio manual de seis velocidades (también existía la posibilidad de conducir el automático Autodrive).¿Es el nuevo RAV4 tan 4x4 como sus hermano mayores, o por lo menos como el primer RAV4 de 1994?
El resultado final es sorprendente. Los neumáticos ponen de su parte, pero el terreno enfangado por la intensa lluvia de los días anteriores necesita de un plus de adherencia y tracción garantizado con el nuevo Sistema Integrado de Conducción Dinámica (AWD) que actúa, no sólo sobre el reparto de par entre ambos ejes, sino que también modifica la respuesta del control de estabilidad y la dirección asistida. Se puede bloquear (botón ‘Lock’ a la izquierda de la dirección) la tracción 4x4, aunque nosotros dejamos que actúe automáticamente el sistema AWD y conectamos el botón ‘Sport’ con el que la marca garantiza un funcionamiento más efectivo en caminos con poca adherencia.
En este pequeño contacto fuera de asfalto con el nuevo RAV4, la principal pega encontrada es su altura libre al suelo y sus ángulos de ataque, insuficientes o cuanto menos muy sufridos para un uso normalizado por caminos en mal estado. Al atacar alguna cuesta con cierto desnivel, los bajos del RAV4 sufren y su carácter asfáltico sale a relucir. Sin embargo, el RAV4 cruza sin problemas ríos que cubren más de la mitad de sus neumáticos y tracciona (con cierto sufrimiento, eso sí) por un camino extremadamente embarrado, superando una situación de lo más apurada. Aunque se le nota más pesado que antes, con un ancho de vías notablemente más grande, todavía conserva la agilidad que le hizo grande. Hasta el punto de que en un circuito ‘Mickey Mouse’ donde unas manos rápidas y el modo ‘Sport’ activado eran imprescindibles, el RAV4 sobrevive con una alta eficacia al barro y los conos. A la espera de una prueba más a fondo, el veredicto es que el RAV todavía tiene algo de 4.El reparto de par alcanza el 50/50 en plena curva, evitando el subviraje