Toyota Prius 2016: Se supera a sí mismo

toyotapriusportada_2e7363f2ac0983e157d891d8b.jpg
Raúl Toledano20 nov 2015
La cuarta generación del Toyota Prius rebaja el consumo mixto oficial hasta los tres litros cada 100 kilómetros. Es menos potente, pero sus prestaciones se mantienen. La nueva plataforma y el diseño aerodinámico, claves para superarse a sí mismo.
El híbrido más popular del planeta, el Toyota Prius, experimenta una reducción del 23% en su consumo de combustible, en comparación con el modelo al que reemplaza, pasando de 3,9 a 3 litros, con la llegada de la nueva entrega a principios de 2016. Por su parte las cifras de emisiones pasan de los 89 gramos por kilómetro de CO2 del modelo saliente a unos increibles 70 gramos. Estos datos suponen la mayor evolución entre generación y generación hasta la fecha desde el lanzamiento del Prius en 1997. Experimenta una reducción del 23% en su consumo de combustible
Toyota, experimentada marca en el desarrollo de vehículos híbridos (en su gama española cuenta con seis carrocerías y más de 50.000 ventas), destaca en un comunicado que la disminución de los consumos y de las emisiones se ha logrado gracias al nuevo sistema híbrido y la eficiencia térmica del motor de gasolina, pero también por la relevancia que en la puesta a punto del Prius 2016 han tenido la nueva plataforma GA-C y el diseño aerodinámico (Cx de 0,24 mientras que el de ahora es de 0,25).
En lo básico, su sistema híbrido, Toyota ha implementado pequeños cambios en el Prius 2016 respecto a su antecesor. Cuenta con el mismo motor de gasolina de 1.8 litros de cilindrada, 98 CV de potencia (1 menos que antes), distribución variable y de ciclo Atkinson. Sin embargo, el motor eléctrico es más pequeño, compacto y menos potente, quedándose en 72 CV cuando antes rendía hasta 82. En comparación con los 136 CV de potencia máxima conjunta de la tercera generación, el Prius 2016 se conforma con 122 CV (un 10,2% menos). La potencia máxima queda rebajada en un 10,2%
Como sucede en los híbridos de Toyota la potencia máxima no se obtiene de la suma de potencia de ambos motores, ya que el térmico y el eléctrico rinden al máximo de sus posibilidades en momentos distintos. Esta peculiaridad, sin embargo, no repercute sobre las prestaciones finales del Prius 2016, que se mantienen prácticamente inalteradas respecto al Prius anterior: acelera de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos (dos décimas más lento) y calca la velocidad máxima de 180 kilómetros por hora. La aceleración de 0 a 100 es dos décimas peor