Toyota GT86 GRMN: Deportivo radical de 320 cv

gt__portada_057cb240d471480bb0e12c375.jpg
Enrique Marco29 jun 2012
El Toyota GT86 GRMN es hasta la fecha la mejor preparación del nuevo deportivo japonés, pues gracias a su doble sobrealimentación eleva la potencia hasta 320 cv. Se podrá ver este fin de semana en el espectáculo de la velocidad de Goodwood (Inglaterra).  
Toyota sorprende con la preparación más cañera de su nuevo deportivo GT86, y su presentación va a tener lugar en sitio más indicado para ello. Y es que este mismo fin de semana se celebra en Inglaterra el “Goodwood Festival of Speed 2012”, uno de los eventos más prestigiosos del mundo en cuanto a espectáculos automovilísticos se refiere. Más de 100.000 entusiastas procedentes de toda Europa y de otros destinos más lejanos se trasladan a la inmensa finca de Sussex, en la que se celebran carreras y exhibiciones en su circuito, así como diversos acontecimientos en sus múltiples espacios.
Pero al margen de la asistencia y participación de famosos pilotos y expilotos de F1, rallys, motociclismo; espectaculares exhibiciones por parte de especialistas, etc; las marcas automovilísticas están viendo en este evento un lugar importante par presentar nuevos modelos “fuera de serie”, bien en forma de prototipo, bien como variante de competición, o bien como versión especial de marcado carácter racing.
Una de las muchas marcas que asisten a la fiesta de este fin de semana es Toyota, pues la firma japonesa llega a Goodwood con el espectacular GT 86 GRMN derivado del recién presentado GT86, deportivo puro y asequible que se encuentra ya a la venta por 29.990 euros y que es el hermano gemelo del Subaru BRZ. No hay planes de que el modelo que hoy os mostramos se convierta en una versión de producción, pero observando el trabajo realizado por GRMN (Gazoo Racing tuned by Meister of Nurburgring) nos podemos hacer una idea de cómo queda la preparación más cañera del Toyota GT 86.

gt__x_963c2264f68fb6c072519ecc6.jpg

Al margen de los evidentes componentes aerodinámicos, de las barras antivuelco y del resto de medidas de seguridad (baquet, arneses, etc) indicadas para rodar en circuito, el secreto del Toyota GT86 GRMD es la doble sobrealimentación. De esta forma, el motor boxer de dos litros recibe un turbo y un compresor, gracias a lo cual se eleva la potencia de 200 a 320 cv. Junto a una espectacular mejora del par máximo, que ahora llega a los 421 Nm, y un ligerísimo incremento de peso de sólo 41 kilos (esta versión GRMN pesa 1.280 kilos), este superdeportito promete unas sensaciones de infarto.