Toyota GT86 CS-R3: Directo a los rallys

toyotagtportada_f6ee57bbbe0907280d038ea47.jpg
Raúl Toledano11 nov 2013
Toyota confirma la preparación de un Toyota GT86 para competir en los rallys de la FIA. Será en el Grupo R3, esto es, en el de dos ruedas motrices. El GT86, tracción trasera, está en estos momentos siendo preparado por Toyota Motorsport GmbH para participar en la temporada 2015. Su destino, pilotos y equipos privados.
Toyota encamina sus pasos hacia la competición que más gloria reportó a su imagen: los rallys. Después de los fiascos en Las 24 Horas de Le Mans, donde fue uno de los constructores que más invirtió sin resultados exitosos, el fabricante japonés confirma que su división deportiva, Toyota Motorsport GmbH (TMG), está desarrollando un coche de rallys basado en el GT86. Su nombre, por el momento, será Toyota GT86 CS-R3, en clara alusión a las pruebas que va destinado: las del Grupo 3, que según las normativas FIA permite la participación de coches con un único eje motriz.
Por ejemplo en el Grupo 3 del Mundial de Rallys participan coches con tracción delantera. Uno de los encantos con su vestimenta de calle del GT86 está en que la transmisión conecta su motor bóxer con las ruedas traseras. Sería complicado pues ver un GT86 que no mantenga este concepto, más allá de que la normativa R3 de la FIA exige algunas modificaciones en elementos como frenos, motores, cajas de cambio secuenciales, y equipar un diferencial autoblocante, pero habla de vehículos con dos ruedas motrices (2RM) sin matizar a un eje u otro.Desactiva automáticamente la mitad de los cilindros a cargas bajas e intermedias del motor en las marchas más largas
En su comunicado, Toyota no habla explícitamente del WRC (World Rally Championship, WRC), donde en la década de los 90 obtuvo tres Campeonatos de Constructores (1993, 1994 y 1999) más los dos de pilotos conseguidos por Carlos Sainz (1990, 92), aunque sí que precisa que irá destinado a clientes y equipos particulares, "pudiendo participar en todos los rallys aprobados por la FIA", incluidos los del WRC.En un principio, sería un modelo destinado a equipos y pilotos privados que participen en todos los rallys aprobados por la FIA
Ahora, Toyota pasa la patata caliente a TMG, que, desde su regreso al automovilismo privado con equipos no oficiales en 2012 con el lanzamiento del asequible vehículo de rallys Yaris R1A (22.500 euros), será la encargada de concretar los detalles técnicos sobre el vehículo final. De hecho, se espera que buena parte de los desarrollos que presente el Toyota GT86 CS-R3 vengan derivados del vehículo de competición TMG Customer Sport V3 (CS-V3), un bólido que se proclamó vencedor en Las 24 Horas de Nürburgring, y es la base para el TMG GT86 Cup, que corre en la serie VLN con base en Nürburgring.
Sobre el motor todo son especulaciones. La realidad es que el lanzamiento del Toyota Yaris R1 puede ser una pista de las intenciones futuras de la marca, que bien podría montar en un GT86 el mismo motor de 1.6 litros de cilindrada que cumpliría con un primer requisitos para participar en la máxima categoría (WRC). Sea como sea, con motor bóxer de dos litros o con este motor 1.6 turboalimentado, como proveedor de equipos privados o con una estructura oficial, Toyota ha confirmado hoy que su regreso al mundo de los rallys está a la vuleta de la esquina.Rumores sobre el posible desarrollo de un motor de 1.6 litros, un guiñó a los WRC
“Los rallyes están en nuestra sangre y estamos muy emocionados de anunciar la expansión de nuestras operaciones en esta especialidad”, declaró Nico Ehlert, ingeniero jefe del programa de clientes de TMG.