Toyota GT 86: El Celica del siglo XXI

a fondo Toyota GT 86 1
Enrique Marco28 nov 2011
Toyota volverá a tener un deportivo el próximo verano, el GT 86. Se ha desarrollado conjuntamente con Subaru, monta un motor 2.0 bóxer de 200 cv y transmite la potencia las ruedas traseras
NOVEDAD
El próximo verano Toyota volverá a tener un modelo deportivo en su gama, el GT 86. Habrán pasado más de cinco años sin un coche pasional en la marca nipona desde que desapareciesen el roadster MR2 y la última generación del Celica. Ahora, en colaboración con Subaru, los japoneses han desarrollado un deportivo puro de propulsión trasera, dimensiones compactas, peso contenido y habitáculo de 2+2 plazas. Todavía no tenemos muchos datos, pero el coche promete, y mucho.
Se presentará oficialmente en el Salón del Automóvil de Tokio pasado mañana día 30, y llegará a los mercados europeos a mediados de 2012. Será un modelo prácticamente único, pues si bien por concepto podríamos compararlo con el Nissan 370Z, el Toyota no será tan potente y costará significativamente menos. Por tamaño, potencia y precio estará más cercano a los Peugeot RCZ, Volkswagen Scirocco o Hyundai Veloster, aunque el GT 86 muestra una mayor concepción deportiva gracias a su propulsión y a su menor altura (es unos 10 cm más bajo).

a fondo Toyota GT 86 2

Su agresiva carrocería es relativamente corta, pues mide 4,24 metros de longitud; pero lo que más llama la atención es su contenida altura, de sólo 1,28 metros. Aparentemente resulta muy atractivo, con unos rasgos afilados y a la vez musculosos, un difusor trasero en el que encontramos dos salidas independientes de escape de generoso diámetro, un alerón posterior o unas llantas de aleación de 17 pulgadas. El interior se caracteriza por un diseño deportivo con los mandos orientados al conductor y un volante pequeño.Tiene 200 cv y un comportamiento rabioso
Técnicamente el nuevo deportivo de Toyota se distingue del anterior Celica por el sistema de propulsión, pero también por su motor, que en este caso es boxer 2.0 atmosférico. Esta poco frecuente configuración de cilindros opuestos es típica de su socio Subaru, con quien comparte este proyecto. No obstante los ingenieros de Toyota han realizado su propia puesta a punto, además de añadir la tecnología D-4S con dos inyectores independientes y una elevada relación de compresión. Así las cosas, este motor girará a gusto alto de vueltas, ya que declara un par motor de 205 Nm a 6.600 rpm y una potencia máxima de 200 cv a 7.000 rpm. Su cambio de marchas será manual de serie, pero opcionalmente podrá montar uno automático de seis relaciones y con levas de cambio en el volante. Pronto podremos desvelar más datos de este excitante modelo.

a fondo Toyota GT 86 3