Toyota FT-1 Concept: Deportivo con pasado y futuro

ftprototipoportada_d06618a7cc950da70d3253bc6.jpg
Raúl Toledano13 ene 2014
Toyota avanza con este FT-1, un coupé de concepción clásica con motor delantero y tracción trasera, el diseño de los futuros deportivos de la casa. Desde algunos foros se apunta a que estamos ante el embrión de una reedición del Supra. Su diseño exterior recuerda al Lexus LF-A. Por dentro, tiene un volante inspirado en los de la Fórmula 1.
Toyota rinde homenaje con este concepto FT-1, presentado en el Salón de Detroit 2014, a todos sus deportivos, desde el 2000 GT hasta el actual GT-86, pasando por el Supra, y sin olvidarnos de los Celica o MR2. Todos han contribuido al desarrollo de Toyota como fabricante de coches pasionales, más allá de su rabioso presente híbrido, Y en suelo norteamericano, donde el gigante nipón está considerado como uno de los referentes del automovilismo deportivo, Toyota pone en liza este "FT-1", cuyas siglas hacen referencia a "Future Toyota" y por otro lado el "1" "el definitivo".
Con el juego de letras y números tan común en los prototipos presentados en los motor show, el Toyota FT-1 es un coupé con una concepción deportiva muy arraigada en sus entrañas. Técnicamente, Toyota ha apostado por un motor transversal en posición delantera, latiendo bajo una cápsula incrustada en la zona central de ese largo capó que obliga a retrasar la posición de la cabina, y con la transmisión conectada las ruedas traseras. No se especifican otros datos sobre el motor, ya que Toyota habla de que "este FT-1 es un estudio realizado por un equipo de ingenieros del Centro de Diseño de Toyota en California que servirá de muestra de cara al diseño de los futuros deportivos de la marca".La distribución del peso 50/50, la ideal para conseguir las proporciones clásicas de un deportivo
Sin medidas concretas, por lo que se ve en las fotos, el diseño es radicalmente aerodinámico, con un centro de gravedad bajo, unas enormes entradas de aire dinámicas delanteras, y un perfil que evoca al 2000 GT con esos característicos pilares A camuflados y el codo ascendente de la zona acristalada, apuntando hacia una zaga donde el trabajo de orfebrería parece más evolucionado; ahí están un brutal difusor trasero, unas aletas ensanchadas y unos paragolpes que lo envuelven todo, hasta las dos salidas de escape circulares independientes, una a cada lado. El colofón en materia aerodinámica lo pone un alerón trasero retráctil.
Desde algunos foros se especula con que este FT-1, con un parecido más que razonable al Lexus LF-A, sea el embrión del futuro Supra, el resurgir del que para muchos ha sido el gran deportivo de la marca, y que se colocaría como el hermano mayor del coupé ligero GT-86 que Toyota fabrica en colaboración con Subaru y su BRZ.Motor delantero y tracción trasera; ¿el embrión del futuro Supra?
Sea como fuere, el interior del FT-1 nos envuelve en un ambiente altamente deportivo, donde la conexión conductor-máquina es total. La baja posición de conducción es solo el principio de un habitáculo que parece más un cockpit, con un cuadro de instrumentos de diseño triangular, el volante, inspirado en la Fórmula 1, y el sistema de proyección de información en el parabrisas en color, que proyecta la información esencial justo por encima del volante para que el conductor no desvíe la atención de la carretera.