Toyota Europa augura problemas para su red de concesionarios en España con mercados tan bajos:

Toyota Europa augura problemas para su red de concesionarios en España con mercados tan bajos 1
Agencia EFE07 oct 2012
El vicepresidente de Toyota Europa, Karl Schlicht, auguró 'problemas' en la red de concesionarios de la marca en España, si persisten en el tiempo las cifras actuales de mercado.

En declaraciones a Efe, Schlicht dijo que 'estamos haciendo todo lo posible para reducir los costes, pero si esto se prolonga, por desgracia, habrá concesionarios que tendrán problemas. Por eso lo vigilamos muy de cerca'.

Puntualizó, respecto a la situación del mercado español, que 'claramente la situación es grave y la analizamos cada mes con nuestra red de concesionarios. Vemos que ganamos cuota, pero lamentablemente ese aumento de cuota no supone suficiente volumen de ventas para los concesionarios'.

El número dos de la marca nipona en el viejo continente, matizó que España 'siempre ha sido un buen mercado para nosotros, muy positivo, y si podemos ayudar haremos todo lo que esté en nuestras manos'.

Extendió los problemas de España a la situación de sobrecapacidad de la industria automovilística en Europa y puntualizó que 'tenemos que resolver nosotros mismos los problemas, pues no podemos confiar en que los gobiernos nos ayuden'.

Schlicht abogó por una reorganización de la producción de Toyota en sus fábricas europeas, con el objetivo de tener ajustada la capacidad a la demanda en 2013.

En la planta francesa de Valenciennes se han incorporado nuevos modelos, pero las condiciones especiales del mercado actual impiden su capacidad plena, apuntó el vicepresidente de la filial europea de Toyota.

'Con el Yaris híbrido -aseguró- aumentará ese nivel de capacidad y el hueco que queda lo cubriremos con las exportaciones del Yaris convencional a América del Norte'.

Esa exportación, anunciada en la jornada de prensa del Salón del Automóvil de París, para Schlicht, representará un bajo volumen, y reveló que el modelo ya se llevaba a ese mercado desde Japón, pero razones de costes obligan a trasladarlo desde Europa.

Su visión de futuro a corto plazo del mercado automovilístico europeo, incluidos Rusia y los países del Este, apunta a estabilidad el año que viene, pero con cifras muy bajas y en 2014 Schlicht espera un repunte suave.

Schlicht ratificó las prioridades de Toyota en la movilidad limpia sobre los modelos híbridos, una tecnología que empieza a dar frutos desde que Toyota hizo los primeros ensayos en la década de los noventa.

'Ahora -prosiguió- vemos una situación que se dirige hacia el híbrido enchufable (plug-in), que va a ser nuestro centro de gravedad en los próximos años, pues es el equilibrio perfecto de todas las prestaciones y es asequible para el cliente'.

Tecnologías más avanzadas como la pila de combustible, Sclicht la sitúa en sus primeros pasos en el horizonte de 2015.

La posición de Toyota respecto al coche eléctrico, según Schlicht, se limitará a 'algunas aplicaciones donde exista una regulación normativa, como California. Disponemos de la tecnología, pero para el mercado generalista no creemos que sea una prioridad, pues tiene muchos problemas entre los conductores'.

Schlicht descarta en el panorama de la industria automovilística mundial fusiones entre marcas, porque es muy difícil conjugar sus culturas, como pasó con Daimler y Chrysler, pero sí apostó abiertamente por alianzas ocasionales, donde 'los aspectos culturales y políticos no son tan importantes'.

Expresó como gran valor de su marca la rentabilidad que ha alcanzado ,en un contexto económico muy difícil, e indicó que ello ha sido posible porque 'tenemos una estrategia más ajustada y más limpia, que nos permite tomar decisiones más rápido que en el pasado'.