Toyota Corolla Verso D4-D: Alta calidad y equipamiento

Diego Zotes20 ago 2004
Un gran producto que introduce a Toyota con mucha fuerza en la competitiva categoría de los monovolúmenes compactos. La calidad es de lo mejor de la categoría y el equipamiento de la versión Sol resulta muy amplio. El Corolla Verso marca nuevas referencias en muchos aspectos.
Inicio
ALTA CALIDAD Y MUCHO EQUIPAMIENTO

a fondo :: Toyota Corolla Verso D4-D 1

Toyota comercializa desde esta primavera un monovulmen compacto que todavía no resulta muy conocido, pero que a tenor de lo que ofrece podría convertirse en uno de los pesos pesados de la categoría, pues combina un funcionamiento sobresaliente, con una alta calidad de fabricación y un equipamiento de lo más completo.
  Se llama Corolla Verso, y representa la opción familiar intermedia de la marca japonesa, ya que por debajo se encuentra el Yaris Verso y por encima el Avensis Verso. Todavía hay un escalón superior, el que ocupa el gran monovolumen Previa. Pero el Corolla Verso es quizá el más adecuado por medidas y precio, y de hecho la mayoría de los monovolúmenes que se venden en España corresponden a los derivados de automóviles compactos.
El Corolla Verso nos plantea un habitáculo con siete plazas, un equipamiento de serie muy completo (incluso un séptimo airbag para las rodillas del conductor), y elementos opcionales que lo convierten en un vehículo casi de ciencia-ficción (cámara de TV delantera y trasera con pantalla a color para aparcar). Su impresión de calidad, como viene siendo habitual en los últimos productos de Toyota, es muy elevada; y su comportamiento dinámico no tiene nada que envidiar a la competencia.
Aunque también está disponible en gasolina, la unidad D4-D de 116 cv que hemos probado se nos antoja la más recomendable, y si bien sus prestaciones no son las más espectaculares de la categoría, el empuje que ofrece el Corolla Verso D4-D es más que suficiente para la mayoría, resultando además muy suave y de bajo consumo. La versión probada correspondía al nivel de equipamiento más alto (Sol), con un precio de 23.900 euros. No es precisamente barato, pero si analizamos lo que nos ofrece y lo comparamos con sus rivales, el Toyota Corolla Verso se posiciona de forma muy ventajosa.
Enrique Marco, Autocity
20 de Agosto de 2004

DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Toyota Corolla Verso D4-D 2


Aunque la altura del Corolla Verso es más bien considerable (1,66 metros), su línea nos parece de las más deportivas y aerodinámicas de la categoría, además de resultar muy vanguardista sin olvidar cierta discreción. De longitud mide 4,36 metros y de anchura 1,77 metros.
Toyota anuncia siete plazas para este vehículo, pero lo cierto es que con las dos últimas sólo debemos contar como emergencia o para personas de talla muy pequeña. Eso sí, el espacio para cinco ocupantes es muy amplio, de los mejores de la categoría. Por el contrario, el maletero no es de los más grandes, conformándose con 397 litros de carga en configuración cinco pasajeros (1.563 litros si se abate la segunda fila de asientos y nos quedamos con sólo dos plazas).
En cuanto a detalles se refiere, el Corolla Verso no presenta un salpicadero muy llamativo, pero sí de alta calidad. No obstante, si se opta por el extra del navegador (2.500 euros) y las cámaras de TV para el aparcamiento (800 euros), el conjunto gana unos cuantos enteros. Además la iluminación de los relojes del cuadro resulta muy agradable.
Ya con el acabado Luna (22.300 euros) el Corolla Verso trae de serie airbags frontales, laterales, para la cabeza y para las rodillas del conductor. Tampoco se olvida del control de estabilidad o del aire acondicionado. Sobre esto, el Corolla Verso probado, el Sol, añade el regulador electrónico de velocidad, las llantas de aleación, el climatizador, o el sensor de lluvia, entre otras cosas.

CONDUCCION

a fondo :: Toyota Corolla Verso D4-D 3


Tal y como se han puesto las cosas en la loca carrera por ofrecer mecánicas turbodiesel de alta potencia, los 116 cv que ofrece el Corolla Verso D4-D pueden sonar a poco, pero nada más lejos de la realidad. Cierto es que los 140 cv del Seat Altea TDI o los 136 cv del Ford Focus C-Max TDCi logran que sus prestaciones sean superiores a las del modelo japonés, pero ¿para que queremos tanto en un vehículo eminentemente familiar?
La alegría con la que los 280 Nm de par del Corolla Verso D4D empujan en cualquier tipo de situación nos hace pensar que tenemos una potencia más que suficiente. Declara 12,6 segundos en la marca del 0 a 100 km/h, pero las recuperaciones y los adelantamientos se nos antojan todavía más brillantes. Por si fuera poco, la suavidad y elasticidad a la hora de entregar la potencia, nos permite hablar de un motor fino y sin ningún inconveniente reseñable, pues tampoco se presentan vibraciones y el nivel sonoro es muy bajo. La cifra de consumo es bastante contenida: 6,2 l/100 km.
Por último, las sensaciones que transmite al conductor son altamente positivas, pues la suavidad de marcha está presente en cualquier rango de revoluciones, y el comportamiento de su chasis no admite ninguna pega. Destaca la luminosidad y sensación de desahogo que se percibe en las plazas delanteras, además de ofrecer unos asientos en los que es fácil estar cómodo. Frenos, suspensiones y cambio cumplen perfectamente su misión, y en general el tipo de conducción es muy similar al de un turismo, pues apenas observamos balanceos de la carrocería en curvas tomadas a cierta velocidad.