Toyota Corolla 1.4 D4-D: Pequeño pero matón

Diego Zotes27 dic 2004
Hace unos meses Toyota introdujo la nueva mecánica diesel de sólo 1,4 litros, la cual gracias a una evolucionada tecnología desarrolla nada menos que 90 cv. Dicha versión ha pasado por nuestra manos, y tras la prueba podemos afirmar con rotundidad algo que muchos se preguntarán ¿no se queda corto con tan poca cilindrada? Pues la verdad es que no.
Inicio
MOTOR PEQUEÑO PERO MATON

a fondo :: Toyota Corolla 1.4 D4-D 1

Hace unos meses Toyota efectuó una serie de modificaciones en su modelo compacto, el Corolla, pero la novedad principal radicaba en la nueva mecánica diesel de sólo 1,4 litros, la cual gracias a una evolucionada tecnología desarrolla nada menos que 90 cv. Dicha versión ha pasado por nuestra manos, y tras la prueba podemos afirmar con rotundidad algo que muchos se preguntarán ¿no se queda “corto” con tan poca cilindrada? Pues la verdad es que no.
  Este motor es una evolución del 1.4 D4-D de 75 cv construido en aluminio que ya monta el Yaris, pero con esta puesta a punto consigue un rendimiento espectacular. Es el compacto diesel que menos cubica, pero sus prestaciones de aceleración, velocidad y recuperaciones son similares a las de los 1.5 ó 1.6, mientras que los consumos que ofrece son de los mejor: 4,8 l/100 km como media.
Nuestra unidad de pruebas venía con el nivel de acabados más completo -Sol- y con el cambio de marchas automático con función secuencial MMT (18.650 euros), además de algún importante y vistoso extra como el completísimo navegador vía satélite con pantalla táctil a color de 6,5 pulgadas (2.500 euros). Con todo ésto, nos encontramos ante un vehículo de “pequeño corazón” pero con un resultado final extraordinario.
Enrique Marco, Autocity
23 de Diciembre de 2004

DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Toyota Corolla 1.4 D4-D 2


El diseño del nuevo Toyota Corolla (a la venta desde este verano) no ha cambiado apenas respecto al primer modelo de la actual generación que se lanzó ya hace más de tres años. Sus nuevos rasgos de identidad prácticamente sólo se aprecian en un nuevo frontal con una “lágrima” en los proyectores delanteros y pocos detalles más.
Aún así, la carrocería del Toyota Corolla sigue resultando agradable y con un diseño más bien discreto, que seguramente no entusiasmará, pero que tampoco disgustará a nadie ni se pasa de moda. En el interior se aprecia calidad, aunque con la típica austeridad nipona. Eso sí, con un extra como la pantalla con navegador, el resultado final del salpicadero gana mucho enteros, por lo que además de resultar de gran ayuda para los viajes queda muy llamativo.
De espacio va bastante bien, situándose más o menos en la media de la categoría. De largo mide 4,18 metros, y es bastante alto (1,46 metros), mientras que el maletero dispone de un volumen de carga de 310 litros.
La versión Sol, que con cambio manual cuesta 17.950 euros (17.450 euros en carrocería 3p), trae de serie elementos como los airbags frontales y laterales, ABS, climatizador, espejo retrovisor interior antideslumbramiento, radio-cd, volante de cuero con mandos de la radio incorporados, sensor de lluvia y llantas de aleación de 15 pulgadas entre otras cosas. Ya como extras, además del comentado navegador (2.500 euros), figuran los controles electrónicos de tracción y estabilidad (540 euros) y los airbags de cortina que cubren las plazas delanteras y las traseras (480 euros).

CONDUCCION

a fondo :: Toyota Corolla 1.4 D4-D 3


El Toyota Corolla 1.4 D4-D de 90 cv sustituyó hace unos meses al anterior 2.0 D4-D de idéntica potencia, aunque por encima se sigue encontrando el 2.0 D4-D de 116 cv. Cuesta creer que un motor diesel de sólo 1.364 cc en un coche medio de en torno a los 1.200 kilos de peso pueda resultar satisfactorio, pero lo cierto es que lo es. De hecho, si a alguien se le deja probar este coche y no se le dice su cilindrada difícilmente la adivinaría.
La postura de conducción al volante del Corolla es adecuada (con volante regulable en altura y profundidad). En el momento de girar la llave de contacto… ¡perfecto! el motor apenas suena. Pero las mayores alegrías todavía están por venir, pues los 190 Nm de par y los 90 cv de potencia que desarrolla hacen que el compacto de Toyota se mueva con suma agilidad. Este motor lo tiene todo, pues además de empujar con alegría lo hace desde muy bajas revoluciones, por lo que no se le puede sacar ninguna pega.
Nuestro vehículo venía provisto con la caja de cambios MMT, que puede ser utilizada bien en modo automático o bien en modo secuencial. La velocidad máxima y el consumo es tanto con cambio manual como con el automático idéntica (180 km/h y 4,8 l/100 km), aunque en el caso de la aceleración de 0 a 100 km/h esta caja le penaliza en más de un segundo (13,3 segundos el manual frente a los 14,5 segundos del MMT). Su funcionamiento está en la media de este tipo de cajas de cambio, pero como hoy día ya ha salido alguna que destaca por encima de todas, y el manual consigue mejor aceleración y cuesta algo menos, en el caso del Toyota Corolla 1.4 D4-D preferiríamos la manual.
De comportamiento dinámico el Toyota Corolla no presenta ningún punto flojo. Quizá esté superado por alguno de sus rivales en puntos concretos, sobre todo por los más recientes en salir al mercado, pero su funcionamiento general sigue siendo bueno.