Plataforma modular TNGA

Toyota C-HR: Primer crossover urbano híbrido

Toyota CH-R 2016 tres cuartos delantero
Raúl Toledano01 mar 2016

Toyota implementa la tecnología híbrida en su nuevo crossover urbano, el C-HR, basado en la misma plataforma modular TNGA que el último Prius, con el que también comparte un equipo plagado de asistentes a la conducción.

Basado en los prototipos que tan buena acogida tuvieron en los salones del automóvil de París 2014 y Frankfurt 2015, Toyota presenta en el Salón de Ginebra 2016 el definitivo C-HR, un crossover urbano de imagen realmente agresiva y que simula la silueta de un SUV en formato pequeño.

Toyota CH-R 2016 tres cuartos trasero
Gracias a la nueva plataforma modular TNGA (estrenada por el Prius 4G de última hornada y que será utilizada en futuros modelos del fabricante), el Toyota C-HR combina diseño, motorización y comportamiento dinámico en partes iguales. De hecho, una estética tan actual como rompedora le pone frente a las alternativas más ambiciosas de este subsegmento como son los Mazda CX-3 y Nissan Juke (con éste incluso comparte las manetas de las puertas traseras ocultas en el marco de las ventanillas).

Sin embargo, a diferencia de éstos, el nuevo C-HR es el modelo más avanzado tecnológicamente gracias al ser el único con una motorización híbrida (Full Hybrid). En concreto, el mismo esquema que en el Prius, con una potencia conjunta de 122 CV y unas emisiones de CO2 inferiores a los 90 g/km. También, el C-HR se puede combinar con un motor gasolina 1.2 turbo de 116 CV.

Toyota CH-R 2016 detalle frontal
En función de la motorización, la caja de cambios puede ser manual o automático, y en tal caso, también puede ser diferente el tipo de tracción, delantera o total.

En cuanto a los equipamientos disponibles, el Toyota C-HR contará con asistentes como la alerta de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico, cambio automático de luces o programador de velocidad activo.