Toyota Aygo 2015: Original y muy japonés

gen_rep_aygo_8aafbeae7c56fe4f3e5927540.jpg
Diego Zotes22 ene 2015
Toyota lanza al mercado la segunda generación de su utilitario urbano Aygo, con un diseño de espíritu muy japonés para diferenciarse de la competencia, ccon el conocido motor tricilíndrico de 1.0 litros de 69 cv y una característica fundamnetal, unas dosis de personalización nunca vistas en la marca.
Toyota renueva su exitoso Aygo con un diseño que pretende desmarcarlo del resto de competidores del segmento A, evocando a su origen japonés e impregnando toda su carrocería de un evidente estilo de cómic manga. Pero principalmente se quiere distinguir de sus primos hermanos del grupo PSA Peugeot-Citroën, el Citroën C1 y el Peugeot 108, desarrollados exactamente sobre la misma base y empleando el mismo propulsor. Para llevarse el gato al agua en un segmento con tanto crecimiento y penetración, han apostado por un diseño muy visual, juvenil y lleno de color, que rompe completamente con la sobriedad de su antecesor.Diseño al gusto europeo con estilo japonés, caracterizado por una X que recorre la carrocería
Un diseño con espíritu japonés pero sin duda del gusto europeo, con unas excelentes cualidades dinámicas, buenos acabados y terminaciones y un comportamiento mucho más refinado que el de su antecesor. Ha crecido 25 mm de longitud respecto a su antecesor y ofrece más maletero, llegando hasta los 168 litros en el cofre. En el diseño llama la atención una especie de máscara conseguida mediante líneas de color en contraste con los impactantes 5 colores de carrocería, que parecen dibujar una X en el frontal y la zona trasera. La líneas se continúan lateralmente por la zona de las ventanillas dibujando una línea dinámica muy elevada consiguiendo un aspecto de cuña. Estas líneas se complementan con ópticas que siguen este estilo, como las diagonales de iluminación diurna en el frontal, las ópticas delanteras afiladas o las traseras verticales transparentes de iluminación por led. Todo en el nuevo Aygo es muy original.
Más aún cuando ahora cuenta con cantidad de paquetes de personalización, lo que tanto gusta actualmente para el segmento A, que permite a cada usuario configurarse un Aygo a la medida, con hasta 700 posibles combinaciones. La gama se ha simplificado a una única versión base denominada X-play sobre la que se desarrollan dos ediciones limitadas denominadas X-cite y X-clusiv. Además, existen varios paquetes de personalización únicamente para el acabado X-play, 2 exteriores denominadas X-mask y X-line, la colorista y la deportiva, dos interiores, denominadas In-touch e In-tense, una más sofisticada y la otra más juvenil, así como 9 opciones de llantas de aleación con 3 diseños, 3 colores y 3 acabados.

detalle_diseo_533348d98e08b4b770e74eb35.jpg

El acabado base X-play ya incorpora entre su equipamiento de serie seis airbags, luces diurnas led DRL, climatizador manual, control de estabilidad, faros antiniebla, asistencia al arranque en pendientes, indicador de presión de neumáticos, llantas de aleación de 15 pulgadas, limitador de velocidad y sistema multimedia X-touch con pantalla táctil de 7”, cámara de visión trasera y equipo de audio con entradas externas auxiliar y USB. Este sistema permite conectar smartphones por Bluetooth y manejar aplicaciones del teléfono a través del sistema Appincar.Dos ediciones limitadas muy atractivas añadiendo 1.000 euros, X-cite y X-clusiv
Por 1.000 euros más se puede optar por cualquiera de las dos ediciones especiales X-cite o X-clusiv, asociadas únicamente a la carrocería de cinco puertas y de personalización cerrada. El X-cite muestra un exclusivo color naranja, con molduras, llantas y retrovisores en color negro y asientos de piel de color negro, mientras que el acabado X-clusiv potencia la elegancia del modelo con una carrocería en color negro y todas las molduras plateadas, así como con climatizador automático y sensor de luces de serie.

detalle_interior_acb96ffa16a3b0ce465e15194.jpg

Sorprendente motor tricilíndrico
El motor que lo mueve es exactamente el mismo que lo hace con los pequeños Peugeot 108 y Citroën C1, un 1.0 VVT-i de tres cilindros que entrega 69 cv de potencia y un par de 95 Nm mucho más aprovechable en todo el régimen. Mediante un gran trabajo en puesta a punto se ha conseguido aumentar las prestaciones y reducir los consumos y las emisiones, consiguiendo mantener una velocidad elevada con una sorprendente soltura y con unas aceleraciones y recuperaciones más que dignas. El consumo medio declarado es de 4,1 litros a los 100 km y las emisiones las dejan en 95 gr/km de CO2. De serie se combina con un cambio manual de 5 velocidades, mientras que opcionalmente por 450 euros se puede elegir con un cambio manual automatizado también de 5 velocidades denominado X-shift con levas en el volante.
Una economía de consumo optimizada gracias a un gran trabajo en aerodinámica, mediante el nuevo techo de doble burbuja, los arcos de las ruedas rediseñados, la zona trasera más estrecha y el nuevo alerón trasero, logrando un coeficiente de resistencia de sólo 0,29 Cx.El comportamiento ha mejorado notablemente con suspensiones revisadas y más rigidez en elementos torsionales
El chasis del pequeño Aygo ha recibido ligeras modificaciones para optimizar su comportamiento a todos los niveles, mejorando su manejabilidad a bajo régimen y su estabilidad a altas velocidades, mediante el rediseño completo del sistema de suspensión y las barras estabilizadoras, ahora más rígidas, lo que evita el balanceo en curvas pronunciadas. La percepción al volante del conductor también mejora mediante una postura de conducción más deportiva, rebajada en 10 mm respecto a su antecesor, y una posición de volante más vertical.
Los precios
El precio de lanzamiento con el descuento promocional de la casa incluido pero sin descontar los 1.000 euros del Plan PIVE, puesto que va dirigido a los más jóvenes, es de 10.300 euros, a los que habría que sumar 300 euros si se desea la carrocería de 5 puertas. Por 1.000 euros más se podrá optar por las ediciones especiales X-cite o X-clusiv, únicamente con la carrocería de 5 puertas.

detalle_maletero_6a40f2bddef1648ec5d30155f.jpg

Con el lanzamiento del Aygo presentan una fórmula de financiación muy interesante, a la que han llamado Pay x drive, por la que por 100 euros al mes durante 48 meses (más una entrada de 2.600 euros y un pago final de algo menos de 4.500 euros) se puede conseguir un Aygo X-play. La cuota puede variar ligeramente hacia arriba si se eligen distintos paquetes o alguna de las ediciones especiales, así como puede ir para abajo si se aprovecha el Plan PIVE.