Toyota Avensis: Restyling y nuevo diesel

Enrique Marco21 jun 2006
Toyota presenta sutiles pero numerosos cambios en la familia Avensis, y lo hace con la introducción de un discreto “lavado de cara”, con el que la marca japonesa pretende continuar el éxito logrado con la actual generación.
Restyling y nuevo diesel
Toyota presenta sutiles pero numerosos cambios en la familia Avensis, y lo hace con la introducción de un discreto “lavado de cara”, el rediseño de algunos elementos interiores, mejoras en el equipamiento, y la modificación de su modelo diesel de acceso a gama: el 2.0 D-4D, que pasa de 116 a 126 cv. De este modo la marca japonesa pretende continuar el éxito logrado con la actual generación del Avensis, que se encuentra en el ecuador de su vida comercial. Este Avensis supuso un salto cualitativo muy significativo respecto al modelo anterior, y con él Toyota ha logrado escalar muchos puestos en el ranking de ventas, así como en imagen. Con estos cambios que entran en vigor desde este mes de junio la citada berlina se muestra todavía más competitiva, con una gama de precios que va desde 21.800 a 31.200 euros.

a fondo Toyota Avensis 1

Estéticamente los cambios a nivel de carrocería afectan por igual a las versiones de cuatro puertas, cinco puertas y Wagon; mientras que por equipamientos sigue disponiendo de tres: Sol, Executive y Sport. La parrilla delantera cambia de diseño, al igual que los grupos ópticos, y los intermitentes, que ahora se ubican también en los espejos retrovisores. Por detrás varía el estilo de los pilotos, y en el interior se sustituyen algunos mandos, se ofrecen nuevas posibilidades de tapicerías y existen nuevas combinaciones de acabados. En cuanto a equipamientos, algunos de los niveles se enriquecen con sensores de lluvia y de luces, programador de velocidad y equipos de música con MP3 entre otras cosas.
La gama mecánica en gasolina sigue siendo la misma, con los 1.8 VVT-i de 129 cv como versión básica y el 2.4 VVT-i de 163 cv como tope, mientras que en diesel figuran los modernos 2.2 D-4D en variantes de 150 y 177 cv. Sin embargo, aunque las potentes motorizaciones diesel sean las más llamativas, en la práctica tienen más volumen de ventas las intermedias, y es ahí donde Toyota ha realizado las únicas modificaciones mecánicas para el nuevo Avensis. Con el nuevo 2.0 D-4D, que gana 10 cv y se sitúa en 126 cv, se logran ahora unas de las mejores cifras del mercado en cuanto a relación consumo-prestaciones. Con un par motor de 300 Nm desde 2.000 rpm y una caja de cambios manual de seis velocidades, el Avensis 2.0 D-4D 126 cv (24.800 euros el Sol y 27.000 euros el Executive) puede acelerar de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos, alcanzar los 200 km/h y sólo necesita 5,5 l/100 km como media.
Por último, citar que los cambios del nuevo Avensis también afectan a la puesta a punto, ya que además de ofrecer la estabilidad y confort del que hacía gala este automóvil, ahora se ha buscado un poco más de dinamismo, para lo que se han mejorado los amortiguadores y se ha sustituido la barra estabilizadora por una más gruesa. En definitva, una serie de cambios sutiles pero muy numerosos que hacen del nuevo Avensis –sobre todo en la versión 2.0 D-4D- un coche todavía más apetecible.