Toyota Avensis D4-D: Potente y confortable

Diego Zotes24 sep 2001
En el competidísimo segmento de las berlinas medias con motores turbodiesel de última generación ya no sólo compiten con fuerza los modelos europeos descendientes de potentes grupos como PSA (Peugeot-Citroen) o VAG (Volkswagen, Audi, Seat y Skoda). La reacción oriental no ha tardado mucho en llegar y poco a poco los automóviles nipones, a los que en breve se van a sumar los coreanos, han ido introduciendo modernas mecánicas de gasóleo en su gama.
Inicio
POTENTE Y CONFORTABLE

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 1

En el competidísimo segmento de las berlinas medias con motores turbodiesel de última generación ya no sólo pelean con fuerza los modelos europeos descendientes de potentes grupos como PSA (Peugeot-Citroen) o VAG (Volkswagen, Audi, Seat y Skoda). La reacción oriental no ha tardado mucho en llegar y poco a poco los automóviles nipones, a los que en breve se van a sumar los coreanos, han ido introduciendo modernas mecánicas de gasóleo en su gama.
Entre los más dignos representantes de este club de japoneses diesel se encuentra el Toyota Avensis D4-D, un automóvil espacioso, rápido y de bajo consumo pero que en algunos apartados todavía no ha alcanzado el nivel de sus rivales europeos más consagrados.

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 2

Enrique Marco, Autocity.
24 de septiembre de 2001.
DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 3

La introducción del nuevo motor D4-D de Toyota no ha traído consigo ninguna novedad en la carrocería del Avensis, destacando ésta por la sobriedad y discreción. Es uno de esos coches que difícilmente desagradará o entusiasmará por su diseño, pues sus formas no aportan nada nuevo ni original. En el interior la austeridad continúa y mientras que sus rivales europeos avanzan con la introducción de nuevos elementos y estilos más atrevidos, la mayoría de los japoneses, entre ellos el Avensis, permanece prácticamente invariable ante el paso de los años. Eso sí, la sobriedad no está reñida con la calidad y los materiales empleados parecen ser bastante buenos.
En cuanto a habitabilidad, el Avensis no llega al nivel de los modelos de reciente aparición, como el Citroen C5, pero tampoco anda escaso que digamos. De hecho, su maletero es uno de los más grandes de su categoría, con más de 500 litros de capacidad en la versión probada (la de cinco puertas). Con el acabado Terra, el Avensis trae de serie elementos como los airbags delanteros frontales y laterales, ABS, radiocasete y cierre centralizado con mando a distancia, pero deja como opción otros tan imprescindibles como el aire acondicionado. Los controles de tracción y de estabilidad no están ni en la lista de opciones, aunque viene de serie en el Avensis Sol (3.911.000 pesetas).

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 4

CONDUCCION

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 5

El Toyota Avensis tiene dos grandes virtudes: corre mucho y gasta poco. Sin embargo, ante el vertiginoso avance que han experimentado los vehículos con este tipo de mecánicas, esto no es suficiente para colocarse en los puestos de cabeza del pelotón. Para tal honor es necesario ofrecer una respuesta suave y elástica, un comportamiento a toda prueba en cualquier tipo de circunstancia y sofisticados elementos de seguridad y equipamiento, algo de lo que no puede presumir el modelo japonés.

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 6

Con su motor de dos litros de cilindrada y 110 cv de potencia las prestaciones no defraudarán a nadie. Ilustrativos son los 195 km/h que consigue de velocidad punta y los poco más de 11 segundos que tarda en pasa de 0 a 100 km/h. Por si fuera poco, el Avensis es poco bebedor, conformándose con 4,8 l/100 km en carretera y 8,0 l/100 km en ciudad (5,9 l/100 km de media). En la práctica observamos como el motor empuja con fuerza y sin que un ruido excesivo llegue al habitáculo, pero lo cierto es que no tiene una de las respuestas más refinadas del mercado, pues parece algo tosco en la entrega de potencia.
En lo que se refiere al comportamiento, las suspensiones están orientadas claramente al confort, por lo que viajar tranquilamente por carreteras en buen estado o autopistas es todo un placer. Por el contrario, cuando aparecen los baches más vale tomarse las cosas con calma y levantar el pie del acelerador pues con el Avensis D4-D, cuyo motor "anda" y mucho, no resulta muy aconsejable ir rápido por firmes irregulares ni "apurar" en las curvas si no se quiere tener sorpresas desagradables.
Competidores
COMPETIDORES

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 7

GALERIA

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 8

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 9

a fondo :: Toyota Avensis D4-D 10