Toyota Avensis 2015: Puesta a punto para septiembre

avensisnuevo_cd9e48e6ca6f89852b4de16a0.jpg
Raúl Toledano06 ago 2015
Primera toma de contacto con el restyling 2015 del Avensis, la apuesta del segmento D de Toyota en nuestro país desde el año 1997 y que a partir de septiembre estrena diseño y equipamientos de seguridad, así como nuevos motores, incluido el debut de un 2.0 turbodiésel de 143 CV de origen BMW.
No pasa por sus mejores días el segmento de las berlinas, y menos en Europa, destronado, a la baja, con pocas espectativas de recuperación frente a los SUV de moda. Modelos como el Avensis, con la misma generación apenas actualizada en dos ocasiones -2012 y ésta que inicia sus ventas en septiembre de 2015- y con una Toyota pensando más en las ventas a empresas que en el cliente particular, representan esta situación decadente de manera inmejorable.
El Avensis, que básicamente Toyota vende en exclusiva para el 'Viejo Continente', poco recorrido a medio y largo plazo tendrá; pero, a expensas de los avatares del mercado, este último restyling que comienza sus ventas en cuatro semanas con un precio de partida de 21. 740 euros pretende renovarse como el modelo más estatutario que es para la marca en Europa. El Avensis 2015, que podrá enamorar o no por su figura exterior, sí que presenta una estética más actual y distinguida, compartiendo elementos de diseño reconocibles en su hermano pequeño, el compacto Auris, otro que este año ha pasado este año una oportuna revisión probada en Autocity.El precio base es de 21.740 euros
El Avensis 2015 está disponible en España con dos carrocerías (Sedán o Touring Sports), tres motores (dos diésel y un gasolina) y tres niveles de acabado (Business, Advance o Executive) que podrán aderezarse con dos ambientes interiores (Gris Lunar o Terracota). Desde la versión Advance nos encontramos con un equipamiento muy completo de serie: llantas de aleación de 17", pantalla táctil de 8 pulgadas con cámara de visión trasera, climatizador bi-zona, sensores de luz y lluvia y el sistema de seguridad 'Toyota Safety Sense'.Una gama bien equipada desde el acabado de acceso Advance
¿Qué es el Toyota Safety Sense? Pues sin duda el equipamiento más novedoso del nuevo modelo, que aglutina elementos de seguridad activa que no estaban disponibles en el anterior Avensis 2012: aviso de colisión por alcance, frenada automática de emergencia, alerta por cambio involuntario de carril, asistente de luces largas y reconocimiento de señales de tráfico. El Toyota Safety Sense, el equipamiento más novedoso del nuevo modelo
Como sus dimensiones exteriores apenas cambian (4,75 metros el Sedán y 4,82 m el Touring Sports), tampoco lo hacen el espacio interior para los pasajeros y de la carga, siendo en el primer caso uno de los más generosos del segmento y en el segundo algo más contenido en el Sedán (509 litros) y con una horquilla entre 543 y 1.609 l en el familiar que si abatimos los respaldos traseros y, gracias al diseño del propio portón, son realmente aprovechables. Esta diferencia hacen que Toyota España crea que vaya a vender más carrocerías del Touring Sports que del Sedán, a pesar de que el sobrecoste por esta ventaja sea de 1.250 euros.El Avensis familiar, 1.250 euros más caro que el Sedán, se beneficia de un espacio de carga más holgado
Al interior del nuevo Avensis le ocurre algo parecido a lo que le pasa a su carrocería: se aprecia la mejoría y la actualización al gusto europeo -se fabrica en Reino Unido-, pero las reminiscencias de su origen japonés son difíciles de ocultar. El habitáculo ha sido renovado en 'puntos calientes' como el salpicadero con mejores ajustes, el cuadro de instrumentos -que ahora incluye una pantalla TFT informativa de 4,2"- o la propia consola central con una pantalla de 8" que concentra las funciones multimedia Toyota Touch 2; sin embargo esa atmósfera de evolución presente en modelos de la competencia -Volkswagen Passat o Ford Mondeo- es más comedida en el Avensis, con botones algo antigüos y una presentación general que puede resultar algo descafeinada.La presentación interior puede resultar descaefinada, sobre todo en relación a la competencia alemana
TRES MOTORIZACIONES
Abre el trío de motores el turbodiésel 1.6 D-4D de 112 CV (estrenado en Toyota por el Verso) que sustituye al 2.0 D-4D. Acoplado sobre una caja de cambios de seis velocidades y con un par motor de 270 Nm, el Avensis con él alcanza los 100 km/h en 11,4 segundos y una velocidad máxima de 180 Km/h, dejando los consumos homologados de 4,2 litros con unas emisiones de 108 gr/km. El bloque estrella, porque será el más vendido y es novedad para Toyota, es el 2.0 D-4D de origen BMW que reeplaza al anterior 2.2 D-4D y su potencia sube hasta los 143 CV con 320 Nm de par entregados entre las 1.750 y las 2.500 rpm. Es una motorización que mueve con más alegría al Avensis -que no hay que olvidar que es un coche de enfoque familiar, es decir, que habitualmente podría ir ocupado y cargado- y que apenas se resiente en consumo, con unos ajustados 4,5 litros (119 gr/km de CO2, suficientes para evitar el impuesto de matriculación). Residual será el papel del tercer motor en discordia, un gasolina 1.8 VALVEMATIC de 147 CV de potencia.
Por último, Toyota ha puesto a punto la dinámica del Avensis 2015, compensando una configuración más blanda de los amortiguadores con una mayor rigídez de la barra estabilizadora y los propios muelles; de tal manera, dice Toyota, se consigue equilibrar una mayor comodidad de marcha y una mejor calidad de rodadura con un dinamismo suficiente para disminuir las inercias de un coche de su peso y tamaño y dicha configuración. El tarado de la dirección de asistencia eléctrica también ha sido recalibrado, así como optimizada la insonorización del habitáculo, que en esta primera toma de contacto sí que parece que filtra mejor los ruidos mecánicos y aerodinámicos que su predecesor. En general, y a falta de la prueba a fondo de rigor: un chasis que favorece muy mucho el confort para viajes por autopistas.Puesta a punto del chasis primando más el confort que el dinamismo