Toyota Auris: El futuro Corolla

Enrique Marco10 oct 2006
Pocos datos ha dado por el momento Toyota de su futuro modelo compacto que prepara para lanzar en 2007, pero el prototipo Auris presentado en el Salón de París deja claras pistas de cómo será el próximo Corolla.
El futuro Corolla
Pocos datos ha dado por el momento Toyota de su futuro modelo compacto que prepara para lanzar en 2007, pero el prototipo Auris presentado en el Salón de París deja claras pistas de cómo será el próximo Corolla; aunque todavía se desconoce cual será su denominación comercial, tanto para Europa como para Japón. En principio se muestra la versión cinco puertas con numerosos elementos aerodinámicos y llantas de 19 pulgadas, aspecto previsiblemente muy similar al que pueda tener una próxima versión deportiva TS. También destacan la opción del techo panorámico o la nueva disposición de la consola central con la palanca de cambios más al alcance de la mano.

a fondo Toyota Auris 1

Es algo más grande que el Corolla actual, pero tampoco de los más voluminosos de la categoría. Mide 4,23 metros de largo, 1,76 metros de achura y 1,53 metros de altura; y sus proporciones hacen gala de una batalla larga, voladizos cortos y “línea de cintura” alta. Asimismo, las grandes llantas, los abultados pasos de rueda y los prominentes spoilers le aportan un claro aire dinámico y robusto. Por delante se parece mucho al nuevo Yaris, y por detrás destaca la presentación de terminales de escape integrados al estilo del Honda Civic.
Pero quizá en el interior se encuentre la característica más original, la de una consola central con unas formas muy curiosas que hacen que la parte de la palanca de cambios quede más elevada y próxima la mano, aunque de forma diferente a la de los monovolúmenes (ver fotos). También la instrumentación muestra nuevas soluciones, como las pantallas de información digital en el centro de los relojes analógicos. Y otro de los aspectos que el breve comunicado de Toyota recoge es la alta calidad de los materiales empleados.
No se ha hablado nada de motores, pero a buen seguro el efectivo diesel 2.2 D-4D de 177 cv que anima al monovolumen Corolla Verso, a la berlina Avensis, e incluso a la berlina de lujo Lexus IS 220d, se convertirá en el propulsor estrella del futuro compacto japonés. De esta forma, con dicha mecánica el Auris –o como se le denomine finalmente- lucharía directamente con las versiones diesel más potentes de los compactos “premium”, tales como los BMW 120d, Audi A3 2.0 TDI 170 cv o el Volvo C30 D5 (que ya estará da la venta antes de que salga el Toyota).