Toyota anuncia una acción preventiva en sus modelos RAV4, Avensis y Auris:

Toyota llama a revisión 778.000 vehículos en EEUU por problema de suspensión 1
Agencia EFE02 ago 2012
Toyota ha anunciado una acción preventiva en algunas unidades de sus modelos RAV4, Avensis y Auris, para la comprobación de la suspensión trasera, ajena al diseño y fabricación de estos vehículos y de sus componentes.

La llamada afecta a los RAV4 producidos entre 2006 y principios de 2011, unos 760.000 en total, además del Lexus HS 250h fabricado en 2010, lo que supone unas 18.000 unidades, según un comunicado de la empresa.

El grupo indicó que, en caso de que el brazo trasero de la suspensión no esté debidamente apretado, 'podría desgastarse de forma excesiva y llegar a separarse'.

La compañía busca una solución al problema y avisará a los propietarios de los vehículos para que se pongan en contacto con los distribuidores.

El anuncio del llamamiento a revisión se produce un día antes de que el fabricante japonés publique sus resultados entre abril y junio, primer trimestre del año fiscal nipón.

Entre enero y junio de este año Toyota volvió a convertirse en el mayor vendedor mundial de vehículos, con 4,97 millones de unidades comercializadas, según datos difundidos a finales de julio.

La empresa de Aichi prevé vender 8,7 millones de vehículos este ejercicio fiscal, que en Japón concluye en marzo de 2013, un 18,3 por ciento más que en 2011.

Desde finales de 2009 Toyota ha llamado a revisión a casi 15 millones de vehículos en todo el mundo, buena parte de ellos en Estados Unidos, lo que ha supuesto un serio revés para la reputación de la multinacional japonesa.

Ello llevó al grupo a emprender una campaña para lavar su imagen que incluyó la creación de un comité especial de calidad para reforzar los controles sobre sus vehículos, fomentar la transparencia y potenciar la comunicación con los usuarios.