Todo preparado en las carreteras para la operación especial de Navidad:

Agencia EFE23 dic 2011
La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha a las 15:00 horas de hoy, viernes, la operación especial por las fiestas navideñas, que terminará el próximo 8 de enero y en las que calcula que se produzcan 15,7 millones de desplazamientos por carretera, casi un millón menos que el año pasado.

Como en años anteriores, la "Operación Navidad 2011/2012" se va a desarrollar en tres fases, coincidiendo con las tres festividades clave de estas fechas: Navidad, Año Nuevo y Reyes.

Además, este año, al caer Navidad y Año nuevo en domingo, algunas Comunidades Autónomas han decidido pasar la jornada festiva al lunes siguiente.

La primera fase, denominada "Navidad", se desarrollará desde hoy, viernes, y hasta pasado mañana domingo, 25 de diciembre.

En las Comunidades de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla y León, Extremadura y Navarra, esta fase finalizará el lunes 26 de diciembre.

La previsión es que los principales problemas de circulación se produzcan durante esta tarde y mañana por la mañana en la salida de las grandes ciudades y en los movimientos de regreso el día de Navidad por la tarde y el lunes en las comunidades donde es festivo.

La segunda fase, "Fin de año", comenzará el viernes 30 de diciembre y terminará el domingo 1 de enero de 2012.

En las comunidades de Andalucía, Aragón, Asturias y Extremadura, esta segunda fase finalizará el 2 de enero al ser también festivo.

Por último, la tercera fase y final de la operación especial de Navidad, se desarrollará en toda España del jueves 5, víspera de Reyes y hasta el domingo 8 de enero de 2012.

Durante estos días, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil va a intensificar los controles de velocidad y alcoholemia, para prevenir accidentes.

Además, se instalarán carriles adicionales en los momentos de mayor afluencia circulatoria; se paralizarán las obras que se realizan actualmente en la red viaria y que afectan a la circulación y se restringirá la circulación de vehículos de transporte.

Durante todo el dispositivo, trabajarán más de 600 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico.

A pie de carretera estarán de servicio cerca de 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación de las carreteras y personal de los servicios de emergencia.