Toda la tecnología de Goodyear en Ginebra: Neumáticos de altas prestaciones y prototipos para coches autónomos

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 3
Diego Zotes03 mar 2016

Goodyear presenta todas sus innovaciones en el Salón de Ginebra, con tres novedades mundiales de neumáticos en varios frentes. Desde el nuevo neumático de ultra altas prestaciones UHP Eagle F1 Asymmetric 3, hasta la innovadora tecnología de futuro de neumáticos con sensores con el IntelliGrip para coches autónomos, pasando por el sorprendente pionero Eagle 360 esférico.

En cuanto al Eagle F1 Assymetric 3, optimiza en un 31% la duración del neumático con sus máximas prestaciones, mientras minimiza la distancia de frenado en carreteras secas y mojadas, proporcionando al conductor el control que necesita para disfrutar al máximo del viaje.

Este neumático cuenta con las innovaciones más avanzadas, como la tecnología de frenado activo (Active Braking Technology) que aumenta la superficie de contacto con el suelo y el agarre en el momento de frenar, un nuevo compuesto que potencia el agarre, así como de una estructura reforzada que permite mayor precisión y durabilidad.

De hecho, evaluado por el organismo independiente DEKRA, los resultados revelan sus excelentes prestaciones en lo que se refiere al desgaste de la banda, siendo capaz de recorrer 11.500 kilómetros adicionales (un 31% más) en comparación con los resultados medios de sus tres principales rivales. Además, de acuerdo con los resultados obtenidos en otra prueba del TÜV, el Eagle F1 Asymmetric 3 ofrece una reducción de 2,6 metros en la distancia de frenado sobre superficies mojadas y de 1,3 metros en superficies secas, incrementando en un 4% la manejabilidad sobre piso mojado. Los resultados arrojaron asimismo una mejora del 10,9% en la resistencia a la rodadura frente a sus tres principales competidores.

Este neumático Eagle F1 Asymmetric 3 de Goodyear está disponible en 41 tamaños, de 17 a 20 pulgadas, y la gama se completará con la mayor parte de los tamaños en marzo de 2016.

Por otra parte, en Ginebra han desvelado su nuevo prototipo de neumático IntelliGrip para vehículos autónomos, que mediante una tecnología de sensores apoyen a los sistemas de control de los vehículos autónomos. Dado que los vehículos autónomos funcionan en base a datos que reciben de otros vehículos, de los conductores, de los peatones y de las ciudades inteligentes, neumáticos como el prototipo Intelligrip de Goodyear podrían desempeñar un papel muy importante en este intercambio de información.

Goodyear IntelliGrip

Gracias a su avanzada tecnología de sensores y a su banda de rodadura especialmente diseñada, el prototipo de neumático IntelliGrip de Goodyear puede percibir muchas de las condiciones de la carretera, incluidas aquellas referidas al estado de la calzada o las condiciones climatológicas. Emplea también una tecnología de desgaste activa, basada en el sistema de sensores de Goodyear que monitoriza la presión y el nivel de desgaste, para evaluar el estado del neumático y del vehículo.

Además de registrar las condiciones de los neumáticos y de la carretera, el neumático también se comunica con el ordenador central del vehículo, con el fin de contribuir a ofrecer mejores prestaciones de conducción y seguridad. Cuando el neumático perciba que la superficie está mojada o deslizante, el vehículo autónomo corregirá su velocidad. Además, esta tecnología serviría para reducir la distancia de frenado, mejorar la respuesta en las curvas, optimizar la estabilidad e incluso dar apoyo a los sistemas de prevención de colisiones.

Y como tecnología más innovadora, presentan el prototipo de neumático más revolucionario de la historia de la marca, el Goodyear Eagle 360, un neumático esférico realizado con impresora 3D, que refleja la visión que Goodyear tiene del futuro y aporta una solución muy interesante para la conducción del futuro, cuando según las predicciones, los vehículos autónomos sean los más habituales.

Goodyear Eagle 360

La singular forma del Eagle 360 de Goodyear puede contribuir a incrementar sus niveles de seguridad y manejabilidad, para responder a los requisitos de la movilidad autónoma. Los neumáticos multidireccionales se mueven en todos los sentidos. La tecnología activa permite al neumático moverse de tal forma que reduce el deslizamiento que puede sobrevenir por riesgos potenciales, como el hielo negro o los obstáculos imprevistos, potenciando la seguridad. El vehículo podrá sobrepasar un obstáculo, sin que el conductor cambie de dirección.

Por último, este neumático permite giros de 360 grados, porque será la solución perfecta a los problemas de aparcamiento del futuro, ya que equipados con estos neumáticos los coches necesitarán menos espacio para estacionar.