Test de emisiones reales: Las marcas admiten dificultad para cumplir

atascosmadrid_ee3579b5b900a782cf911ccaa.jpg
Raúl Toledano30 oct 2015
Los fabricantes de automóviles consideran "extremadamente difícil" cumplir con nuevos estándares de emisiones de sus vehículos en condiciones reales de uso en un corto espacio de tiempo, frente a los actuales test de homologación más permisivos.
En un futuro inmediato, las marcas admiten que tendrán "serias complicaciones" para cumplir con los test de emisiones reales. Así lo asegura la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) que recordó que este jueves los Estados miembros de la Unión Europea (EU) votaron a favor de un compromiso más duro sobre emisiones para la industria de la automoción.
Con estas nuevas condiciones reales de uso de los vehículos, Acea opina que se pretende la retirada antes de lo previsto de un número sustancial de modelos diésel. Las marcas admiten que será "extremadamente difícil" cumplir con test de emisiones reales, al tiempo que complicará que los fabricantes cumplan con los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para 2021, puesto que los diésel emiten entre un 15% y un 20% menos que los coches de gasolina.Acea opina que provocará la retirada antes de lo previsto de un número sustancial de modelos diésel
La asociación apuntó que el ciclo de pruebas de conducción en laboratorio es diferente a las condiciones reales de uso y afirmó que cuando los límites de emisiones Euro 6 fueron introducidos en 2007, sólo los test de laboratorio estaban disponibles.
El secretario general de Acea, Erik Jonnaert, afirmó que estos test reales se sumarán a los actuales de laboratorio, lo que servirá para convertir a Europa en la única región del mundo en implementar este tipo de mediciones en condiciones reales.