Tenneco vuelve a producir amortiguadores en Gijón tras siete meses de cierre:

Tenneco vuelve a producir amortiguadores en Gijón tras siete meses de cierre 1
Agencia EFE28 jul 2014
La fabrica que la multinacional estadounidense Tenneco tiene en Gijón ha retomado hoy la actividad para la producción de amortiguadores y varillas tras su cierre hace siete meses, el 31 de diciembre del 2013.

Parte de los 117 trabajadores que han quedado en activo, de una plantilla de 216, han ingresado esta mañana a la planta, donde esta semana realizarán cursos de capacitación para adaptarse al nuevo sistema de producción.

Los primeros amortiguadores de esta nueva etapa saldrán de la línea de producción probablemente el jueves próximo, según ha estimado el delegado sindical de CCOO, César González.

El director de Recursos Humanos de Tenneco España, Jesús del Val, y el director de la planta, Agustín Arrieta, mantuvieron un encuentro con los empleados a primera hora de la mañana.

El grupo de 99 trabajadores excedentes de la plantilla mantendrán el próximo miércoles una reunión con la dirección de la empresa y con la compañía aseguradora para cerrar las condiciones de las prejubilaciones y bajas incentivadas.

La reapertura de la planta ha sido posible tras el acuerdo definitivo firmado hace 18 días entre la dirección y el comité de empresa que ha sido validado por el Tribunal Superior de Justicias de Asturias (TSJA).

En febrero, este organismo judicial declaró nulo el despido colectivo ejecutado por la compañía a finales del pasado año.

Los sindicatos han expresado su confianza en que el jueves que viene salgan los primeros amortiguadores de la línea de producción de una planta que, consideran, se cerró 'por los malos consejos' que se le hicieron llegar a la dirección de la multinacional.

El delegado de CC OO, César González, ha destacado la importancia que ha tenido la 'unidad' de los trabajadores en la 'lucha' por la defensa de sus puestos de trabajo y de una fábrica 'ejemplar'.

González ha recordado que desde el 6 de junio del año pasado, cuando se informó de las intenciones de la multinacional de cerrar la planta de Gijón, el comité de empresa ha realizado una dura labor de negociaciones ante distintas instancias.

El sindicalista ha destacado la ayuda prestadas por el exeurodiputado socialista Antonio Masip, que consiguió que el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani, intercediera ante la dirección de la multinacional.

El plan de actividad de la planta de Gijón prevé la producción anual de entre 700.000 y 1.100.000 amortiguadores y de 1.700.000 varillas, a lo que se sumaría una nueva línea de negocio de transporte de este tipo de componentes.