Tata Mini-Cat: La revolución del aire comprimido

tatalogo_61712e06d780f64fc42e7773c.jpg
Autocity27 mar 2012
¿Aire comprimido como carburante para mover un vehículo?, la marca Tata está convencida de ello y apuesta por esta energía en su nueva creación que lleva desarrollando durante este último lustro; el 'Mini-Cat'.
'Tata', la marca hindú del sector de la automoción, no deja de sorprender con apetitosas propuestas. Si en primer lugar crearon el vehículo más barato del mundo –el 'Nano'- y posteriormente elaboraron un coche eléctrico con la misma autonomía que uno de gasolina –el 'Tata Megapixel Concept'- ahora se han centrado en intentar llevar a buen puerto al primer coche comercial que se pueda mover mediante aire comprimido.
La tecnología que utiliza el vehículo, desarrollada por el ex ingeniero de F-1 Guy Nègre, consigue reducir los costes de mantenimiento hasta unos números tan jugosos que por momentos hacen dudar de que sean ciertos.
Tata afirma que los avances que convierten al aire en el principal carburante del vehículo son bastante sencillos. Hay dos tanques de aire comprimido que convierten al motor de pistón casi convencional en un evolucionado sistema de accionamiento para poner al coche en marcha y posteriormente para hacer que el vehículo circule.
Según los primeros cálculos arrojados por los diseñadores, el Tata puede adelantar por la derecha a todos sus competidores en cuanto a eficiencia y ahorro. Llenar el deposito de este 'Mini-Cat' costaría una décima parte del coste de un gasolina si se realiza en una gasolinera.

Sin embargo, además el vehículo se podrá recargar también en el domicilio. El conductor tendrá que tener su propio compresor y en un proceso que podría durar unas 3 o 4 horas –tiempo bastante más elevado a los 2 o 3 minutos de repostaje que se calcula en las gasolineras- tendría el coche bien cargado. Llenar el deposito de este 'Mini-Cat' costaría una décima parte del coste de un gasolina si se realiza en una gasolinera
La autonomía del coche no tiene nada que envidiar a la capacidad actual de los coches eléctricos. El vehículo podrá almacenar aire suficiente para ofrecer una autonomía cercana a los 300 kilometros. La velocidad máxima que podrá alcanzar el vehículo (105 km/h) limitan su radio de uso para la ciudad o viajes no extremadamente largos. La velocidad máxima que podrá alcanzar el vehículo (105 km/h) limitan su radio de uso para la ciudad o viajes no extremadamente largos
Todos los accesorios y equipos para el automóvil son accionaran por una tarjeta que estará conectada a un microprocesador del interior del coche. Desde el tubo de escape lo único que se emite es el aire, de alrededor de cero a menos 15 grados de temperatura.

El mantenimiento, o el ahorro en el mismo, es otro de los principales puntos fuertes de este Tata. Como no hay combustión en el motor, el cambio de 1 litro de aceite sólo sería necesario cada 50.000 km.

Tras la gasolina, el gasoil y la electricidad, ¿conseguirá convertirse el aire en el nuevo combustible global?