Tata Indica Vista: Restyling y futuro eléctrico

a fondo Tata Indica Vista 1
Enrique Marco07 jun 2010
La gama Indica de Tata presenta importantes novedades, tanto estéticas, como mecánicas, e incluso el cercano lanzamiento de una versión eléctrica.
La gama Indica de Tata presenta importantes novedades, tanto estéticas, como mecánicas, e incluso el cercano lanzamiento de una versión eléctrica. Estos nuevos Indica se denominan Vista (el normal) y Vista EV (el eléctrico). El primero de ellos llega ya a los concesionarios, mientras que para el eléctrico habrá que esperar unos meses. Los precios de Tata Indica Vista con el nuevo motor de gasolina se esperan muy parecidos a los del Indica actual, pero el Indica Vista EV costará ya unos 30.000 euros, aunque con los 6.000 euros de subvención del Plan MOVELE español se quedará en torno a los 24.000 euros.
Vamos con el primero, el de mecánica convencional. Además del evidente restyling que afecta a los grupos ópticos, parrilla delantera, etc; el nuevo modelo es más grande, pues crece ligeramente hasta alcanzar los 3,79 metros de longitud, 1,69 metros de anchura y 1,55 metros de altura. Con estas medidas el utilitario indio luchará en el mercado con modelos como el Chevrolet Spark, el Hyundai i10, o también con los Nissan Micra y Toyota Yaris entre otros. Entre su equipamiento de serie no faltarán elementos como los airbags frontales y laterales, el aire acondicionado, los faros antiniebla, los elevalunas eléctricos delanteros y traseros o el cierre centralizado con mando a distancia. Opcionales serán el equipo de radio-cd o las llantas de aleación.
Actualmente el Tata Indica se vende con el motor 1.4 gasolina de 85 cv, motor que se sustituye por otro de la misma cilindrada e inferior potencia. Ahora con 75 cv y 114 Nm, el Indica Vista apenas pierde prestaciones (158 km/h) y rebaja notablemente las emisiones y los consumos, para fijar su cifra de CO2 en 138 g/km y la de gasto medio de gasolina en 5,2 l/100 km.
Pero la gran revolución llegará un poco más tarde, con el Indica Vista EV. Con un único motor totalmente eléctrico de 55 kw (74 cv) y unas baterías de ion litio este coche se convertirá –como el Citroen C-Zero- en un urbano muy utilizable. Sus medidas y su equipamiento serán similares a los de su hermano de gasolina, pero sus soluciones técnicas totalmente diferentes. Con la batería llena podrá recorrer hasta 200 km sin recargar, y para volverla a cargar bastará con enchufarlo a la red eléctrica convencional durante 8 horas. Podrá alcanzar los 110 km/h, y su paso de 0 a 50 km/h se producirá en 9 segundos.