Tata Indica: Puerta a occidente

Raúl de San Antonio24 may 2006
El Tata Indica es un vehículo dirigido al mercado europeo, hasta ahora olvidado por la marca india, que con sus poco más de 3,6 metros de longitud compite dentro del animado segmento de los coches urbanos.
Puerta a occidente
El Tata Indica es un vehículo dirigido al mercado europeo, hasta ahora olvidado por la marca india, desarrollado en el Centro de Investigación y Desarrollo que posee la compañía International Automotive Design, en el que se han realizado los crash test y las pruebas de ruidos y vibraciones.

a fondo Tata Indica 1

Con sus poco más de 3,6 metros de longitud, el Indica compite dentro del animado segmento de los coches urbanos. En la delantera destaca el frontal sin aristas, con una parrilla semicircular, rematada por un embellecedor cromado. Debajo, el paragolpes integrado a la carrocería dispone de una amplia toma de aire para la refrigeración del motor, con los faros antiniebla a ambos lados. En su perfil las llantas de aleación de 14”, opcionales, y con un diseño de cinco brazos aportan un toque deportivo al modelo urbano de Tata.
El diseño de este práctico cinco puertas está definido por una trasera en la que destaca el gran portón del maletero. Las ópticas posteriores son verticales y se prolongan desde el paragolpes hasta la mitad de la luneta trasera.
Pese a sus contenidas dimensiones exteriores el interior del Indica, ofrece una habitabilidad buena gracias a la altura de su carrocería. El puesto de conducción, algo elevado, da una sensación de mayor control a lo hora de maniobrar entre el tráfico urbano. El maletero tiene 220 litros de capacidad, y 610 cuando se abaten los asientos.
Un coche práctico y sencillo en el que los mandos se encuentran al alcance de la mano y se dispone de bandejas y guanteras para que ningún objeto salga despedido ante un inesperado frenazo. El cuadro de mandos, gracias a su ubicación y a la disposición de los relojes, goza de una visibilidad buena y sencilla; tanto el velocímetro, como el cuentarrevoluciones son de grandes dimensiones. En la consola central están ubicados los mandos de la calefacción y el aire acondicionado, el equipo de sonido y los cuatro elevalunas.
El nuevo Tata Indica llega al mercado con dos mecánicas: una gasolina de cuatro cilindros en línea y 1.4 litros de cilindrada, con una potencia de 85 cv a 5.500 rpm y un par máximo de 12,2 mkg a 3.500 rpm, que da una velocidad máxima de 160 km/h. La motorización diesel también de 1.4 litros y cuatro cilindros, sobrealimentado y con intercooler, alcanza una potencia de 71 cv a 4.500 rpm y un par máximo de 13,7 mkg a 2.500 rpm, estableciendo su velocidad máxima en 155 km/h con unos consumos contenidos.
La caja de cambios manual de cinco velocidades tiene relaciones diferentes según el motor para permitir al conductor sacar el máximo partido a las dos mecánicas con las que estrá animado. La dirección de cremallera asistida añade confort y agilidad a la hora de conducir, tanto en carreteras abiertas como en los complicados atascos del tráfico urbano.

En seguridad, el Indica ofrece la columna de la dirección colapsable, para evitar lesiones al conductor en caso de choque frontal, además de los airbags de conductor y acompañante que vienen de serie en todas las versiones, junto con el sistema antibloqueo de los frenos con EBD, o sistema de reparto de la fuerza de la frenada entre ejes.