Suzuki Swift: Más grande y sofisticado

a fondo Suzuki Swift 1
Raúl Toledano11 jun 2010
El nuevo Suzuki Swift llegará a los principales mercados europeos a partir del próximo otoño, con una apariencia muy similar a la que presenta el modelo actual, pero con un aumento considerable en sus medidas
El nuevo Suzuki Swift llegará a los principales mercados europeos a partir del próximo otoño, con una apariencia muy similar a la que presenta el modelo actual, pero con un aumento considerable en sus medidas, motores más potentes y eficientes, y mejoras en el habitáculo. Así, lo que es considerado por los responsables de la marca japonesa como una nueva generación de su utilitario, se acerca más que nunca por tamaño a rivales como el Mazda2, Peugeot 206+ o Mitsubishi Colt. El considerable éxito del Swift actual, en venta desde 2005, un referente en cuanto a diseño para crítica y público, ha motivado que la semejanza física con el nuevo modelo sea notoria a simple vista.
Lo que sí ha sido una preocupación para los ingenieros de Suzuki ha sido dotar de una mayor robustez a su nuevo retoño. Para eso era crucial hacerle crecer. Sus nuevas dimensiones así lo atesoran. De largo ahora mide 3.850 mm (en contraposición a los anteriores 3.760 mm), mientras que el crecimiento es más tibio en la anchura (1.695 mm) y altura 1.510 mm, lo que supone una ganancia de 5 y 10 milímetros, respectivamente. Pero, a falta del primer contacto con el nuevo Swift, nos aseguran desde el seno de la marca que lo que más se notará a nivel de comportamiento dinámico son los seis centímetros que ha crecido la distancia entre ejes, alcanzando los 2,43 metros.
Como siempre que se revisa levemente la carrocería de un coche, son los faros los que se rediseñan sí o sí. En esta ocasión, los nuevos grupos ópticos delanteros son de mayor tamaño e invaden notablemente el guardabarros, manteniendo la línea de toda la gama Suzuki. Sin fotos del habitáculo, de lo que sí podemos informar, gracias a las fotos espías colgadas en algunos blogs de internet, es que los cambios han sido sustanciales. Salpicadero, tablero central, relojes de instrumentalización y paneles de las puertas han sido renovados de principio a fin, combinando el tono negro con terminaciones en color plata, ganando en una apariencia más agradable y moderna.
Por último, el nuevo Swift estrena motores. En ciclo gasolina, y como viene siendo la tónica habitual del mercado actual, uno motor más pequeño entra en liza para sustituir a un más grande, ganando en eficiencia y, a pesar de lo que se pueda pensar en potencia. El bloque de 1.2 litros y 94 cv remplaza al 1.3 de 92 cv, homologando un consumo en ciclo mixto de 5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 116 g/km. El motor diésel será, como en la actualidad, un 1.3 litros pero con 75 cv en lugar de los 69 cv del modelo actual. Sus cifras también son más eficientes: 4,2 l/100 km y 109 g/km. Sin tener noticias del motor de gasolina de 125 cv que actualmente incorpora la versión Sport, Suzuki incluirá en el lanzamiento inicial el propulsor gasolina de 1.2 litros, mientras que la motorización diésel la dejará para más adelante.