Suzuki Splash: Eficacia urbana japonesa

Diego Zotes24 abr 2008
Probamos la última novedad para los núcleos urbanos, el Splash, que con un sugerente diseño, motores muy ágiles y un precio inferior a los 10.000 euros, garantiza la máxima rapidez de movimientos para 5 pasajeros.
La marca japonesa Suzuki, especialista en todoterrenos y utilitarios, lanza un nuevo modelo del segmento B con una imagen muy fresca, simpática y juvenil y unas cualidades adaptadas a los gustos del mercado europeo. Se trata del nuevo Splash, un pequeño mini wagon multiusos totalmente nuevo, con unas dimensiones similares a su hermano de gama Swift pero con un enfoque más familiar y mejores aptitudes de flexibilidad y modularidad del espacio interior.

a fondo Suzuki Splash 1

Este nuevo utilitario, diseñado enteramente por Suzuki en colaboración con la marca alemana Opel con quien ha compartido carrocería para el recién presentado Agila, muestra un diseño realmente atractivo, con una doble línea dinámica y de cintura que actualiza su imagen. Respecto al Agila, encontramos grandes diferencias en todo el frontal, en la trasera y en el interior, como por ejemplo en los grupos ópticos, en los paragolpes, en la parrilla o en el volante y las tapicerías. Así nos encontramos con dos coches muy similares, pero con grandes diferencias de estilo. Con razones de peso y un precio bastante ajustasdo podrá rivalizar con modelos como el Citroën C2, el Nissan Micra, el Hyundai i10, el Peugeot 1007, el Renault Twingo, Kia Picanto o el Toyota Yaris.
El interior del Splash se ha diseñado para ofrecer la máxima amplitud posible en un espacio bastante restringido, puesto que con sus poco más de 3,7 metros se ha conseguido un habitáculo homologado para 5 pasajeros además de ofrecer una gran capacidad de carga en el maletero de 202 litros, mientras que si se abate la fila trasera de asientos se obtienen hasta 573 litros. La posición de los asientos es elevada y cómoda para potenciar la visibilidad de los pasajeros. El aspecto que presenta es muy juvenil, con tapicerías de colores claros y una organización de los mandos muy práctica.
Los motores que mueven al Splash son los mismos que lo hacen con el Agila, un 1.0 12v con 65 cv y un 1.2 16v de 86 cv en gasolina, ambos de origen Suzuki, mientras que en diésel figura el 1.3 DDiS con 75 cv de origen Fiat. Todos los motores resultan realmente dinámicos para desplazar un peso en el entorno de los 1.000 kilos, además de conseguir unas cifras de consumo realmente bajas, sobre todo en los motores 1.0 gasolina y 1.3 diésel, que se verán exentos del pago del impuesto de matriculación. Todos se combinan con cambio manual de 5 velocidades, mientras que para el grande de gasolina 1.2 puede optarse por cambio automático de 4 velocidades.
En lo que respecta a las versiones de acabado disponibles hay dos posibilidades con equipamientos muy completos, la GL y la GLS. El primero se puede adquirir con el motor 1.0 de gasolina y el 1.3 DDiS, mientras que el alto de gama está disponible con todas las motorizaciones. El GL incluye de serie elementos como aire acondicionado, airbags frontales y laterales, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, ordenador de a bordo, equipo de audio con lector de CD y MP3, llantas de 15 pulgadas en acero, espejos eléctricos (excepto en el 1.0), ABS con EBD, anclajes ISOFIX e inmovilizador electrónico. La versión GLS añade un estético cuentarrevoluciones sobre el salpicadero (excepto 1.0), faros antiniebla (excepto 1.0) y llantas de aleación de 15 pulgadas. Opcionalmente se puede elegir la pintura metalizada, el control de estabilidad ESP y los airbags de cortina. De la seguridad no habrá que preocuparse, puesto que el Splash ha conseguido cuatro estrellas Euroncap gracias a sus buenos sistemas activos y pasivos.
Confirmar que ya está en todos los concesionarios de la marca a unos precios que quedan como sigue:
-Splash 1.0 GL sin AA: 9.995 euros
-Splash 1.0 GLS: 11.295 euros
-Splash 1.2 GLS: 12.295 euros
-Splash 1.2 GLS Aut: 13.295 euros
-Splash 1.3 DDiS GL: 12.995 euros
-Splash 1.3 DDiS GLS: 13.995 euros
Como campaña de lanzamiento, se podrá adquirir el Splash 1.0 GLS a precio de 1.0 GL, lo que representa un descuento de 1.300 euros, mientras que en diésel se dispone de un descuento de 1.000 euros en el 1.3 GL.