Suzuki iV-4 Prototipo: En los concesionarios en 2015

suzukifrankfurtportada_2c07f0a20e119d0dd28da6fd6.jpg
Raúl Toledano12 sep 2013
En 2015 llegará a los concesionarios de Suzuki un nuevo crossover dentro del segmento B que simula la figura de un todoterreno. Se llamará Suzuki iV-4, mide apenas 4,21 metros de longitud y los responsables de la marca, presentes en el Salón de Frankfurt, confirman que se comercializará tanto en versiones de tracción delantera como 4x4.
La marca japonesa Suzuki estará presente en el emergente nicho de mercado de los SUV de tamaño pequeño, derivados del segmento B, un escalón por debajo de los SUV medianos que arrancan en los 4,33 metros del pionero Nissan Qashqai y donde la propia Suzuki comercializa desde junio de este año el SX4 S-Cross (4,30 m). Suzuki, especialista en vehículos ligeros con tracción 4x4 y reductora como Jimny o Grand Vitara, aportará su sapiencia campera para competir con la avalancha de alternativas urbanas y polivalentes como Opel Mokka/Chevrolet Trax, Renault Captur, Pegueot 2008 o Ford EcoSport.
El Suzuki iV-4 mide 4,21 metros de largo, 1,66 m de alto, y 1,85 m de ancho, con una distancia entre ejes de dos metros y medio que concibe un vehículo de cortos voladizos, tanto delantero como trasero. Si a eso le añadimos la altura libre al suelo (sin confirmar el dato, pero por las fotos parece de las mejores de la categoría) y la confirmación por parte de Suzuki de que habrá versiones 4x4 basadas en el sistema de tracción integral AllGrip que ya monta el SX4 S-Cross, todo apunta a que Suzuki está preparando un crossover más campero que urbano. O por lo menos esa es la ilusión que nos deja el prototipo presentado en Frankfurt, donde el diseño de la parrilla frontal recuerda a la del Jimny (lamas cromadas verticales y calandra de nido de abeja) y el resto de aditamentos de la carrocería completan ese look off road (protecciones perimetrales de plástico o estriberas laterales cromadas a juego con las salidas de escape traseras y el labio inferior delantero).Mide 4,21 metros de largo, 1,66 m de alto, y 1,85 m de ancho
Suzuki se muestra recelosa a la hora de hablar de mecánicas o prestaciones, y en el comunicado se limita a señalar que se tratará del SUV con el menor nivel de emisiones de CO2 por el bajo peso final del vehículo de producción. Otro de los puntos fuertes del modelo estará en las altas cotas de personalización interior y exterior que ofrecerá, algo que ocurre en mayor o menor medida en sus futuros rivales, con llantas de 20 pulgadas como las del prototipo de las fotos, carrocería pintada en dos tonos, o aplicaciones interiores en colores o texturas de lo más variopinto. El color en el que está pintado el prototipo Suzuki iV-4 se denomina "Turquesa Brillante Metalizado".Habrá versiones 4x4 basadas en el sistema de tracción integral AllGrip
¿MARCA DE VOLUMEN EN EL FUTURO?
El iV-4, que Suzuki comenzará a producir en 2015 en la fábrica húngara de Esztergom, está previsto que se comercialice únicamente con la carrocería de cinco puertas de la galería de fotos y que sea un punto de inflexión en la división de automóviles de la marca japonesa, que respecto a compatriotas como Nissan o Mitsubishi se ha quedado muy atrás. Con el SX4 S-Cross lanzado, este iV-4 en marcha, y el reposicionamiento de modelos veteranos como el Grand Vitara y, quién sabe, si una renovación del todoterreno más pequeño del mercado, el Jimny, Suzuki aspira a recuperar el terreno perdido respecto a la mayoría de fabricantes nipones en suelo europeo.
Ese aspecto desenfado y los altos niveles de personalización, son características muy típicas del subsegmento SUV-B