Subasta de Mónaco 2012: Ferraris millonarios

subastamonaco_portada_1603a971516a54485a523d347.jpg
Enrique Marco15 may 2012
El pasado fin de semana varios Ferraris de colección alcanzaron cotizaciones muy elevadas, como el 675 TRC Spider de 1957 de la foto por el que se pagaron más de 5 millones de euros. En total fueron 90 coches, 22 de ellos de la marca del cavallino, los que salieron a subasta.
No hay crisis para las subastas de coches clásicos. El pasado fin de semana se volvieron a romper los récords en un evento de este tipo y, cómo no, esto sucedió en el Principado de Mónaco, donde además se celebraban las carreras del Grand Prix Historique ¡Un buen fin de semana para los amantes del automóvil más acaudalados! En total la prestigiosa casa se subastas RM Auctions sacó a la venta 90 exclusivos coches, 100 motos de la marca Ducati y tres embarcaciones, adjudicándose el 87% de los lotes y recaudando un total de 33,5 millones de euros.
Diez coches superaron la mágica cifra del millón de euros, y, para no variar, Ferrari fue la marca más cotizada, pues colocó nada menos que 6 de sus modelos en el top ten. Vamos a ver cuáles fueron los más caros y, también, algunos de los que a nuestro juicio resultaron más curiosos o interesantes. Comenzamos con el ranking y en el número uno aparece el Ferrari 625 TRC Spider de 1957, un bólido del que sólo se construyeron dos unidades y por el que se esperaban recaudar algo más de 3 millones de euros, cifra que se quedó corta, ya que se superaron los ¡5 millones de euros!  Este coche salido directamente del departamento de competición de la casa de Maranello fue comprado por el piloto norteamericano John Von Neumann. Actualmente, su motor V12 de 2.953 cc y 320 cv alimentado por seis carburadores Weber está talmente restaurado, así como todo el coche, de modo que con él se puede participar en los eventos más glamourosos del mundo para coches clásicos.Diez coches de más de un millón de euros.
También son bólidos de competición los dos siguientes Ferraris que superaron los dos millones de euros, un 206 S Dino Spider del 66 y un 225 Sport Spider Tuboscocca del 52, de los cuales se fabricaron series muy cortas (18 y 12 unidades respectivamente). Y en el cuarto lugar nos encontramos con “el primer no-Ferrari”, un elegantísimo Mercedes-Benz 540K Sport Cabriolet A de 1936, por el cual se pagaron 2,3 millones de euros. De este precioso automóvil ya hemos hablado en alguna que otra ocasión, ya que de vez en cuando sale a subasta alguna de las 419 unidades que se fabricaron, en esta ocasión una suntuosa versión sport cabriolet carrozada por Sindelfingen. Esta unidad ha participado en prestigiosos rallys de coches clásicos como el de Monte Carlo, y cuenta con el motor 5.4 de ocho cilindros sobrealimentado de 180 cv.

_submon_xa_c958090e25f8e2803d1f02318.jpg

Sorprendente fue el valor alcanzado por un coche de carreras moderno, en concreto por un Peugeot 908 V12 HDi de Le Mans fabricado en 2007, el cual superó los 1,6 millones de euros, ¡y eso que no fue el de la temporada en la que, con Gené al volante, ganaron las 24 Horas más famosas del mundo! Este Peugeot superó en cotización al Ferrari FXX de 2006, uno de esos coches de 860 cv cuyo principal fin era el de participar en eventos Ferrari, pero que realmente no se concibió ni como coche de carreras ni como coche de calle. Más pedigrí tenían los dos Alfa Romeo “millonarios”, el 33/3 Sports Racer de 1969 y el 33/2 Daytona de 1968, ambos tipo barqueta y con un amplio historial en competición.Dos Alfa Romeo superaron el millón de euros.
Finalmente, otros Ferrari superaron la barrera del millón de euros, uno de ellos el que se considera el primer modelo de la marca, un 166, y otro un habitual de las subastas de alto nivel, el Daytona Spider. Pero en Autocity no nos conformamos con el comunicado oficial, sino que queremos saber qué coches interesantes se subastaron y cuáles no se vendieron. Por ejemplo, Bugatti, una de las marcas más prestigiosas del mundo, estuvo representada por dos unidades de sus últimos deportivos, un Veyron de 1.000 cv del año 2006 y el EB 110 GT de 1994, pero ninguno de los dos se vendió, ya que por el primero nadie llegó a ofrecer el precio mínimo de 690.000 € y por el segundo tampoco se alcanzaron los 220.000 € que se pretendían.

_submon_xb_de8720930bcf73e1bd9c3bde2.jpg

Más supercars que los lectores de Autocity tendrán en mente tampoco cambiaron de manos. Uno fue un Ferrari F40 de competición de 1987, cuya puja máxima fue de 600.000 € (100.000 € menos del mínimo exigido); y otro un Porsche Carrera GT de 2006, del que se hubiesen querido cobrar algo más de 300.000 €. Otro que no se vendió fue el precioso Aston Martin descapotable del 66, ya que se pretendía recaudar más del doble que por un DB5 del 65 (el más famoso deportivo de James Bond), que sí encontró nuevo dueño por 313.600 €. También en Porsches 911 de las dos unidades que salieron una se vendió y otra no, pero en este caso al revés que en Aston Martin, ya que el caro (911 Turbo 934 RSR FIA Gr.4 de 1976) sí adjudicó por 476.000 € y por el menos costoso (911 Carrera 2.7 RS Lightweight de 1973) nadie llegó a las expectativas de 250.000 €.

_submon_xc_708b74f967591388cacea73b2.jpg

Dos deportivos clásicos italianos que sí se vendieron y que nos apetece destacar son el Ferrari 250 GT Lusso Berlinetta de 1964 pintado en un precioso azul metalizado (750.400 €) y el Alfa Romeo Giulietta Sprint Veloce Zagato del 58 (414.400 €), el primero por ser una verdadera obra de arte sobre ruedas y el segundo por resultar uno de los Alfas más originales y que además contaba con un brillante currículum en la Targa Florio. No se vendió un cotizadísimo (más de un millón de euros) Talbot-Lago T26 Grand Sport de 1950, un bólido del que sólo se realizaron tres unidades y que fue pilotado por Juan Manuel Fangio en las 24 Horas de Le Mans de 1951; y sí encontró comprador, por un precio bastante razonable, un imponente Rolls Royce en color dorado de 1930 por “sólo” 156.800 €. Finalmente, decir que salieron a subasta dos monoplazas de Fórmula Uno, y mientras que el Willimas de 1980 que fue pilotado por Alan Jones no encontró comprador por 480.000 € que se pedían, sí lo hizo el Ferrari de 2000 al volante del cual se sentó Schumacher (806.400 €).Dos Fórumla Uno salieron a subasta con suerte dispar.
Los más cotizados de Mónaco 2012:

1º Ferrari 625 TRC Spider de 1957: 5.040.000 € 
2º Ferrari 206 S Dino Spyder de 1966: 2.520.000 €
3º Ferrari 225 Sport Spyder Tuboscocca de 1952: 2.520.000 € 
4º Mercedes-Benz 540 K Sport Cabriolet A de 1936: 2.324.000 € 
5º Peugeot 908 V-12 HDi FAP Le Mans Racing Car de 2007: 1.680.000 €
6º Ferrari FXX Evoluzione de 2006: 1.338.400 €
7º Alfa Romeo Tipo 33/3 Sports Racer de 1969: 1.232.000 € 
8º Ferrari 166 Inter Spyder Corsa de 1948: 1.010.000 €
9º Alfa Romeo Tipo 33/2 Daytona Spyder de 1968: 1.008.000 €
10º Ferrari 365 GTS/4 Daytona Spyder de 1971: 1.008.000 €