Subasta de Londres 2012: Vendido el DB5 de Paul McCartney

portada_subastalondon_b7762ed09a285b2641070a435.jpg
Enrique Marco05 nov 2012
El Aston Martin DB5 del famoso miembro de los Beatles, Sir Paul McCartney, se acaba de vender en una subasta londinense por 430.000 euros. No es mal precio, pero su cotización ha quedado lejos de los 3,3 millones que se pagaron por ese mismo coche hace dos años, al subastarse el DB5 de James Bond.
La última gran subasta de coches clásicos del año se celebró la semana pasada en Londres, en la que hubo una excelente representación de los mejores deportivos de la historia. Once Ferraris y otros tantos Aston Martin se dieron cita en una puja compuesta 90 lotes, de los cuales se vendieron el 84% con un total de 17,8 millones de euros recaudados. Pujaron coleccionistas procedentes de 33 países, y un Ferrari volvió a ser el coche más cotizado. Sin embargo, mediáticamente hablando un Aston Martin DB5 se llevó todas las atenciones por una curiosidad apta para mitómanos: fue el coche de Paul McCartney.
El coche que en 1964 compró nuevo el miembro de los Beatles alcanzó un precio de 430.000 euros, cerrando así el top ten de los más cotizados en Londres 2012, y muy lejos de los 3,3 millones de euros que se pagaron por el DB5 utilizado en las películas de James Bond. Sin embargo este DB5 pintado en color “Sierra Blue” y con interiores en piel negra, contaba, además de con la radio de la época, con un inusual radiocasete Philips Auto-Mignon, un complemento ideal para una estrella del rock.
Siguiendo en orden ascendente desde el top ten al número uno nos encontramos con un espectacular Lamborghini Miura, un supercar de la época que con su motor 4.0 V12 daba nada menos que 370 cv. Además, esta unidad tenía aire acondicionado de fábrica, un extra poco habitual en este tipo de coches y en el año 70. El octavo puesto es para un Fórmula Uno, en concreto un Ferrari de 1998, coche utilizado en dicha temporada por Michael Schumacher y Eddie Irving, un monoplaza de la época de los V10 con motor de tres litros y más de 800 cv. En el año 2000 la factoría de Maranello lo vendió a un coleccionista italiano que ha estado participando en pruebas del programa “Ferrari F1 Clienti” y en algunos de los festivales de velocidad más famosos de Europa. Además, motor y caja fueron reconstruidos por Ferrari Classiche recientemente.
Otro modelo que no puede faltar en las subastas de alto nivel es el Mercedes 300 SL. Muchas veces es el “Alas de Gaviota”, aunque en esta ocasión fue un Roadster el que se vendió por 560.000 euros. Todo un superdeportivo de los 50 que era capaz de alcanzar los 240 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. El sexto modelo más cotizado es un raro Bentley de escasa producción y fabricado de forma prácticamente artesanal por Mulliner & Co. En ello radica su alto valor.Los Mercedes 300SL, bien Roadster o bien Alas de Gaviota, rara vez fallan en las subastas de prestigio
Quinto y cuarto figuran sendos Bugatti, un moderno Veyron que apenas ha recorrido 669 km y un 57C Stelvio de 1937. Con el actual vemos como no siempre la compra de un coche tan especial es una buena inversión, ya que este mito de 1.001 cv costaba más de un millón de euros y ahora se ha vendido pro 724.000 euros. ¡Vaya relación coste por kilómetro le sale a esta unidad! El tercer escalón del podio lo ocupa un Aston Martin DB5, cuyo valor radica en que es descapotable y con dicha carrocería sólo se matricularon 123 unidades. El motor es el mismo que el de Sir Paul McCartney, es decir, un 4.0 de seis cilindros y 280 cv.
Y el poder italiano llegó una vez más a la subasta londinense. El segundo modelo más cotizado, rondando el millón de euros, fue este Alfa Romeo de 1930, un 6C 1750 GS Testa Fissa del que sólo se hicieron 12 unidades. Y no sólo eso, su pedigrí aumenta porque fue el coche del Salón de Londres de 1930, y porque ganó el Tourist Trophy de ese mismo año con nada menos que Tazio Nuvolari al volante. Pero para no variar Ferrari volvió a colocar uno de sus magnífico ejemplares en lo más alto, en este caso un 250 GT LWB Berlinetta “Tour de France” de 1959. Con motor V12 de 250 cv, fue uno de los 36 ejemplares construidos y fue utilizado por un piloto privado de Turín para imponerse en diversas carreras de la zona. Su precio rozó los 2,5 millones de euros, mucho, pero lejos de los Ferraris más cotizados.  Por el Ferrari 250 GT LWB Berlinetta Tour de France de 1959 se pagaron 2,5 millones de euros
Los más cotizados de la subasta de Londres 2012:

--1959 Ferrari 250 GT LWB Berlinetta 'Tour de France': £1,960,000 (2.448.000 €)
--1930 Alfa Romeo 6C 1750 GS Testa Fissa: £784,000 (979.000 €)
--1964 Aston Martin DB5 Convertible: £632,800 (790.000 €)
--1937 Bugatti Type 57C Stelvio Cabriolet: £616,000 (769.000 €)
--2008 Bugatti Veyron EB 16.4: £579,600 (724.000 €)
--1952 Bentley Continental R-Type Fastback Sports Saloon: £532,000 (653.000 €)
--1957 Mercedes-Benz 300SL Roadster: £448,000 560.000 €)
--1998 Ferrari F300 Formula One Racing Car: £400,000 (500.000 €)
--1970 Lamborghini Miura P400S: £397,600 (497.000 €)
--1964 Aston Martin DB5: £344,400 (430.000 €)