Subasta de California: El reino de los Muscle Cars

a fondo Subasta de California 1
Enrique Marco24 jun 2010
San Diego, en California (USA) fue el pasado fin de semana el epicentro de los “Muscle Cars”, pues en el citado lugar se celebró la subasta organizada por RM Auctions y denominada como “Classic Muscle & Modern Performance”.
El reino de los Muscle Cars
San Diego, en California (USA) fue el pasado fin de semana el epicentro de los “Muscle Cars”, pues en el citado lugar se celebró la subasta organizada por RM Auctions y denominada como “Classic Muscle & Modern Performance”. La subasta fue un éxito total, pues se vendieron el 100% de los 102 lotes expuestos, la mayoría deportivos americanos de los años 60 y 70, aunque también se incluyeron algunos europeos preparados (sobretodo algún AMG de Mercedes y M de BMW) y otros vehículos más modernos.
Como muchos aficionados a los clásicos sabrán, el valor de este tipo de coches es muy inferior al de los Ferrari o Bugatti que salen a la venta en otras subastas, como las recientes de Amelia Island o de Monaco. Pero aunque no se hayan visto cotizaciones astronómicas, lo cierto es que se logró reunir una magnífica colección de un tipo de vehículos que agrupa a cientos de miles de entusiastas por todo el mundo. Evidentemente los Chevrolet Corvette, en sus diferentes series, fueron los más numerosos y los principales protagonistas, pues nadie duda de que se trata del deportivo americano por antonomasia, entre otras cosas porque tiene una dilatada historia de casi 60 años.
La estrella de la subasta fue el Corvette L88 Coupe de 1969, por el que se pagaron 401.500 dólares (327.000 euros), el precio más alto alcanzado en el evento de San Diego. Este modelo (el primero en nuestra galería fotográfica, en color rojo anaranjado) fue uno de los últimos construidos de esta serie y cuenta con un motor V8 de 430 cv. Se encuentra en perfecto estado de conservación, y unidades como esta lograron importantes éxitos en competición (12 Horas de Sebring, 24 Horas de Le Mans…) además de ostentar en su época el récord del cuarto de milla (10,82 segundos, 156,65 mph).
Otros Corvette como el Roadster del 66 (en la galería de fotos el azul claro descapotable) alcanzaron igualmente precios considerables, en este caso 214.000 dólares; aunque el más antiguo de los Corvette sacados en San Diego, un precioso Roadster rojo de la primera serie y matriculado en 1954, se vendió por un precio muy contenido: 77.000 dólares. Otras cotizaciones que superaron la barrera de los 100.000 dólares fueron las de los Shelby GT500 convertible del 68, Ford Mustang Boss 429 de 1970 o Chevrolet Chevelle 55 L56 Convertible de 1970; deportivos todos ellos con potencias en torno a los 400 cv. Más potente aún era el moderno Ford GT 40 de 2005 que se adjudicó por 162.250 dólares, un modelo que si bien por antigüedad no pueda considerarse clásico, es tan especial que siempre tendrá un lugar privilegiado entre los coleccionistas.
En total fueron 35.000 cv los que reposaban en los motores de los 102 coches subastados y adjudicados, con una recaudación total de 6,9 millones de dólares. Hemos mencionado a los modelos estrella, pero echando un vistazo a la lista completa que publica RM Auctions vemos algunas versiones del Corvette que cambiaron de manos por sólo 9.900 dólares; sin duda, unos precios muy razonables y que nada tienen que ver con las cotizaciones que alcanzan los deportivos europeos del mayor prestigio.