Subaru XV : A fondo

subaruxv_x_img__947e3a5dae5deffc8736be7d0.jpg
David Ordás21 feb 2012
Nos ponemos al volante del recién presentado Subaru XV, un Crossover pensado para circular por la gran ciudad, pero que muestra unas aptitudes más que notables en carretera y sobresalientes en vías sin asfaltar y caminos en mal estado.

El nuevo Crossover de Subaru es la gran apuesta del fabricante japonés para este año, una auténtica "aventura" urbana en la que el pequeño SUV se medirá a rivales como el Nissan Qashqai, el Mitsubishi ASX, el Hyundai ix35 o el VW Tiguan. Para ello exhibe argumentos como la eficacia de sus motores Boxer, una estética muy estilizada y actual, un equipamiento por encima de la media, y unas aptitudes en carretera y fuera de ella que le hacen presentarse como un vehículo polivalente y moderno.

Nada mejor que subirse al nuevo Subaru XV para comprobar en que medida el nuevo Crossover japonés puede plantar batalla en el competido segmento de los SUVs compactos, un segmento que a pesar de la crisis y de la caída generalizada de ventas, está en continuo crecimiento en toda Europa.
Al volante
De las tres motorizaciones disponibles en el nuevo Subaru XV, dos gasolina de 1.6 y 2.0 litros de cilindrada y uno diesel de dos litros de cilindrada, todos ellos en configuración Boxer de 4 cilindros, el revolucionario turbo diesel que ya equipan otros modelos de la gama será seguramente el que coseche las mayores ventas en nuestro país, y es el que mueve a la unidad que vamos a probar.

boxerdiesel_samll_0678ffcec0275642987a60ff1.jpg

Accedemos con facilidad al puesto de conducción, donde el Subaru XV en acabado Executive Plus, el más alto de gama, nos recibe con unos asientos de cuero cómodos, un interior acogedor, y una posición de conducción adecuada.
Nuestra unidad se enciende con botón, sin necesidad de introducir la llave, tras lo que iniciamos la marcha con suavidad seleccionando la primera velocidad del cambio manual de seis velocidades.

El motor Boxer turbo diesel de 150cv no es ruidoso, y mueve el conjunto con soltura, ayudado por un correcto escalonamiento de las velocidades de la caja de cambios. La entrega de par es constante, quizás un poco escasa a bajas revoluciones, pero a cambio el motor Boxer de cilindros opuestos nos obsequia con una zona media y alta del cuenta revoluciones donde la entrega de potencia es brillante, estirando sin problemas hasta las 4.500 revoluciones, permitiendo un rango de utilización muy amplio.
Sorprende el buen funcionamiento del sistema star/stop, y la gran agilidad del modelo, que enlaza giros de radio corto con gran facilidad, respondiendo con la misma soltura que esperaríamos en un coche más compacto y ligero.

Salimos a carretera, donde el Subaru XV nos sorprende con un comportamiento en ruta mejor de lo esperado, comparable e incluso superior al de muchos modelos del segmento C. Pese a contar con una altura libre al suelo respetable (220mm), la configuración boxer de su mecánica le permite mantener el centro de gravedad bajo, lo cual combinado con unas suspensiones más bien firmes y la tracción Symmetrical AWD, nos permite una conducción decidida.

Solo su puesto de conducción elevado, que nos aporta una excelente visión de la carretera, nos recuerda que estamos al volante de un Crossover, pues ni la lectura del consumo medio, que se mantuvo en valores en torno a 7 litros mientras circulábamos por carretera, ni las sensaciones al volante, nos indican que estamos en un coche tipo SUV con tracción integral.Sus consumos son contenidos, sobre todo para tratarse de un Crossover con tracción total permanente
Pero para sacarle partido a la generosa altura al suelo y a la tracción Simetrical AWD, los responsables de Subaru nos habían preparado una prueba muy especial, a través de caminos rotos y en algún caso completamente embarrados, donde el pequeño SUV tendría la ocasión de mostrar su auténtico ADN Subaru.

encaminoimg_small_53cd7b0835c4329756e2587ae.jpg

No solo no defrauda, sino que sorprende muy positivamente el comportamiento de este modelo fuera del asfalto, que tanto con los controles de estabilidad desactivados como con ellos conectados para mayor tranquilidad del conductor, es capaz de enfrentarse a tramos de baja adherencia y curvas embarradas, sin perder en ningún momento la compostura. Estamos al volante de un modelo capaz de sacar un gran partido a sus capacidades Off-Road, y a proporcionar verdadero disfrute al circular por pistas de todo tipo.
La capacidad de tracción del Simetrical AWD combinada con una altura al suelo superior a la de sus rivales, le hace perfectamente capaz de enfrentarse con éxito a caminos desechos y barrizales donde otros pequeños SUV tendrían complicaciones
El consumo durante esta segunda parte de la prueba, no subió en exceso a pesar de la exigencia de los tramos fuera del asfalto, y en ningún momento el ordenador marcó consumos medios por encima de los 8,5 litros. A falta de llevar a cabo una prueba más a fondo en condiciones normales de utilización, nos deja unos buenos registros de consumos, similares a los que podríamos obtener con algunos crossover con tracción a un solo eje.