Subaru Impreza: Cuarta generación para 2012

a fondo Subaru Impreza 1
Enrique Marco26 abr 2011
La marca japonesa lanzará a finales de este año su nuevo Impreza en Estados Unidos, mientras que en Europa se espera unos meses después. Tendrá carrocerías de 4p y 5p y un diseño conservador
NOVEDAD
Subaru acaba de presentar en el Salón del Automóvil de Nueva York el nuevo Impreza en su cuarta generación. En Estados Unidos este nuevo modelo llegará a finales de año, aunque en Europa se espera ya para 2012. No se observan cambios muy significativos respecto al Impreza actual, e incluso conserva las mismas medidas exteriores. Eso sí, a falta de conocer exactamente las gamas que se ofrecen en cada mercado, Subaru presenta sus dos carrocerías: 5p (4,41 metros) y sedán (4,58 metros).
La marca japonesa ha sido conservadora a la hora de pasar de la tercera a la cuarta generación. Este modelo 2012 tiene una distancia entre ejes 2,5 cm mayor y una estructura rediseñada con la cual sus responsables afirman que se ha ganado espacio interior. No se han facilitado datos de capacidad de maletero o espacio en las plazas traseras, pero las medidas del modelo compacto coinciden con las del actual -4,41x1,74x1,46- mientras que el Impreza de cuatro puertas incrementa la longitud hasta los 4,58 metros.

a fondo Subaru Impreza 2

Estéticamente destaca por su abultado paragolpes trasero, aunque en general no presenta ninguna sorpresa. El Impreza 5p resulta más moderno y robusto, mientras que el Impreza 4p transmite mayor elegancia y clasicismo. En el interior, como suele ser habitual en los japoneses, no encontramos grandes alardes de diseño, por lo que su aspecto es bastante austero.Subaru sigue fiel a los motores boxer, en este caso 2.0 de 150 cv, y a la tracción integral
Mecánicamente Subaru sigue confiando en el motor boxer (de cilindros opuestos) 2.0 de 150 cv y en la tracción a las cuatro ruedas. No se dice nada del diésel (actualmente de dos litros y 150 cv) debido a que en el mercado estadounidense estas mecánicas no interesan tanto, pero es de suponer que en su llegada a Europa sí contará con propulsores de gasóleo. De serie vendrá asociado a un sencillo cambio manual de cinco velocidades, pero opcionalmente podrá llevar el nuevo Lineartronic CVT de seis marchas y con levas de cambio en el volante. A pesar de ser tracción total su peso no es elevado, pues da en la báscula 1.320 kilos.
El Subaru Impreza de cuarta generación se presentó como prototipo el pasado mes de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra, y ahora se muestra ya como modelo definitivo en Nueva York. En unos meses conoceremos las especificaciones concretas del modelo de producción europeo, que no deberían diferir mucho de las del modelo que hoy presentamos, excepto por la inclusión de una mecánica diésel. De momento tampoco sabemos nada de las potentes versiones STI para la cuarta generación, versiones que por lógica no deberían tardar mucho en aparecer.