Subaru Forester

0

Inicio

DESCONOCIDO PERO INTERESANTE

Subaru renueva totalmente la gama del Forester, un vehículo con carrocería familiar y tracción integral que tiene una considerable distancia libre al suelo (200 ó 205 mm), y que de esta forma se puede enfrentar tanto a los derivados de turismo, como por ejemplo Alfa Romeo Crosswagon, Skoda Octavia Combi 4×4 y Volvo XC 70; como a los SUV del estilo al Toyota RAV 4, Land Rover Freelander, Hyundai Tucson, etc; siendo quizá su rival más directo el Mitsubishi Outlander.
  El estilo exterior es precisamente lo que menos cambia, pues se limita a los típicos cambios de rejilla frontal, paragolpes y grupos ópticos. Pero la gama se reestructura por completo, al quedar ahora únicamente dos motores gasolina de gran rendimiento: el 2.0 de 158 cv y el 2.5 Turbo de 230 cv. A medio plazo se traerá un diesel de dos litros y que también tendrá disposición boxer, pero se desconocen sus datos y habrá que esperar hasta 2007.
Las ventas del anterior Subaru Forester fueron discretas (403 unidades en España durante 2004), probablemente por no contar con mecánicas diesel; pero lo cierto es que las características del modelo, sus prestaciones y el razonable precio le hacen muy interesante. Cuesta 24.300 euros el 2.0 y 32.900 euros el 2.5 T; pero es que estamos hablando de un automóvil de 4,48 metros de largo y amplia superficie para la carga, con tracción a las cuatro ruedas y caja reductora (el 2.0), completo equipamiento y potentes motores.
El modelo básico es más orientado al campo, como lo demuestra su caja reductora, la mayor altura libre y unos neumáticos más apropiados. Alcanza 189 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, siendo su consumo medio de 9,3 l/100 km. La versión turboalimentada tiene un par motor de 320 Nm a sólo 3.600 rpm, por lo que ofrece un empuje contundente y unas prestaciones a tener en cuenta: 8,0 segundos en el 0 a 100 km/h y 221 km/h de velocidad punta. Su consumo es de 10,7 l/100 km.
Ambas versiones vienen de serie con caja de cambios manual de cinco velocidades, la cual tiene un sistema que evita que el coche se vaya hacia atrás al arrancar en pendientes. Opcionalmente pueden llevarla automática de cuatro marchas. En definitiva, un vehículo poco visto hasta ahora pero que puede resultar una alternativa interesante a los todoterrenos más afamados.
Enrique Marco, Autocity.
4 de Octubre de 2005

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.